martes, 21 de marzo de 2006

42


A veces me sorprendo de lo geniales que son mis enigmáticos títulos. Por qué 42?

Será porque es la edad que tendré en 13 años, que es un buen número? No.

Será porque es la respuesta a la máxima pregunta de la vida, el universo y todo lo demás? No. Aunque esa sí es la respuesta.

Realmente, 42 fué la posición que ocupé en la fila (cualquiera que fuera) que nos hicieron hacer en la madrugada del domingo, para posar para Spencer Tunick.

Asumiendo que hoy en día exista alguien que aún no sepa quién es el señor en cuestión, les paso algunos de los links que he encontrado hasta ahora, que no es cuestión de gastar pixels en material ya escrito.

El único párrafo que colocaré, por lo poético que me sonó, será el siguiente:

"El presidente de Venezuela Hugo Chávez, reconocido enemigo del presidente de los EEUU, George Bush, ha tenido que ver hoy cómo un compatriota del mandatario estadounidense dejaba sin ropa a 1.500 venezolanos en su propio país, en pleno centro de la capital, Caracas, y, es más, junto a la estatua del héroe nacional Simón Bolívar." -- A.Pérez (Terra)

Bueno, ya. Suficiente de Tunick. Ahora, hablemos del evento, o de lo que capté, o de lo que compartiré.

Desperté a las 4am (luego de haberme acostado a las 2am por cosas de la vida), y comencé a prepararme. Salí de mi casa a las 4:30am para descubrir que a esa hora no hay un autobús ni porque se haya perdido. Sin dejarme amilanar, cual aventurero valiente que soy, caminé tranquilazo la distancia desde mi apartamento hasta el punto de reunión.

Al acercarme noté que varias personas estaban llegando, y me comencé a emocionar. Desde ese momento se respiraba un aire de emoción, de alegría. También de caga y frío por la hora, pero no nos fijemos en pequeñeces...

Subí al punto de reunión, bajé a pedir planilla, llené planilla, resubí al punto de reunión. Ya en este punto estaba maravillado del orden y la atención con que nos trataban los Encargados, y aprovecho este espacio gratuito que nadie lee para darles mis más sinceras y efusivas felicitaciones por un trabajo bien hecho. Repítanlo pronto.

A partir de ahí, me senté a esperar con paciencia la hora D (de Desnudo). Sentadito ahí me abordó una pareja de hermanos de lo más simpáticos, y luego otro chico, que se convirtieron en mis compañeros de aventuras. Esperando, hablando, conociendo, Amaneció de Golpe, y seguíamos sentados.

Con el amanecer llegó el movimiento y el fotógrafo. Nos comenzaron a jamaquear de un lado al otro, haciendo filas y acercándonos a él (aquí me gané el 42). Luego de las instrucciones (amenizadas por un eco cuchi que los que estuvieron recordarán), llegó el momento. "Desnúdense" - dijeron.

Tras una última mirada a nuestros viejos "yos", hicimos lo impensable, lo increíble, lo loco: Nos desnudamos.

Claro, desnudarse no parece nada impensable, increíble o loco. La mayoría de nosotros lo hacemos todos los días. Pero traten de hacerlo frente a 2.000 personas, a ver. Sin embargo, el hecho de que todos estuvieran en las mismas, convirtió un momento que podría ser penoso, a un momento genial, emocionante.

Nos hicieron salir de la cobertura que nos brindaban los edificios, y caminar por la Av. Bolívar, desnudos, bajo la mirada de los espectadores.

Fué genial...

Me esperaba cachetadas, golpes, groserías, intentos de violación. Pero en lugar de ello me conseguí con 2.000 personas cultas, haciendo un trabajo serio de arte, o viviendo una experiencia única con toda la seriedad que merecía. Claro que hubo bromas, y bochinche, y chistes -qué sería del venezolano sin todo eso?- pero sin pasarse de la raya, sin perder el respeto a lo civil. Este es el párrafo (gratuito, que nadie lee) en el que aprovecho para felicitar a los Valientes que fuímos al evento, tanto por nuestro atrevimiento como por la decencia que demostramos. Lástima por los que se lo perdieron!

El link del día? El de NudistasVenezolanos.org. Lástima que no conseguí uno con el que me crucé, de una tipa quejándose de los que fuimos, porque "qué pena con ese señor, con esos cuerpos todos feos". Desubicada que está la mujer esa...

La frase del día? "Coño! Mi profesora!"

Otros recuerdos y anécdotas? Muchos y muchas. Varias se me han olvidado, y quizás las vaya añadiendo a medida que las recuerde. Recuerdo el chamo arrodillado en diagonal a mí, con un culo muy peludo que hacía que la chama detrás de él, al lado mío, no pudiera aguantar la risa. Recuerdo al pana de la chama diciéndole a otro pana delante "tienes un barrito aquí, te lo saco?", lo que no ayudó a que la chama aguantara la risa. Recuerdo un pie forrado en teipe, con dinero doblado en él (buena idea!). Recuerdo un viejito como de sopotocientos años, felicitado por estar allí, y sonriéndole a todos con orgullo. Recuerdo a un chamo en muletas con un yeso, opacado por un inválido en su silla de ruedas, a quien el fotógrafo cedió el puesto de honor en una fotografía que aún no se ha visto. Recuerdo un beso robado. Recuerdo haber visto a mucha gente, muchos senos, muchos hombres y muchas mujeres, muchas personas no perfectas, pero bellas todas, tal vez por el brillo que les concedía la ocasión.

Y recuerdo en algún momento de la mañana pensar que me faltó gente, que hubo personas que me hubiera gustado que estuvieran ahí. Aunque también pensé que mejor así, que fuera un momento mío.

Luego de terminado el evento -o acontecimiento?- nos vestimos y nos diseminamos otra vez por Caracas, volviendo a la triste realidad buhoneril de una triste ciudad que se empeña en tratar de ser una triste capital. Entrando al Metro nos cruzamos varios de los participantes, pero ya el cristal del momento se había roto, y sólo éramos extraños en una ciudad que te ignora tanto que hasta cruel llega a ser.

No nos pusimos un tatuaje con el número 9 en élfico, o con una calavera y una serpiente, así que no nos reconoceremos fácilmente; pero siempre sabremos que estamos por ahí, disfrazados en la ciudad, y esperando el momento...


- De acuerdo - dijo Pensamiento Profundo -. La Respuesta a la Gran Pregunta...
- ¡Sí...!
-
De la Vida, del Universo y de Todo... - dijo Pensamiento Profundo.
- ¡Sí...!
- Es - dijo Pensamiento Profundo, haciendo una pausa.
- ¡Sí!
- Es...
- ¡¡¡¿Sí...?!!!
-
Cuarenta y dos - dijo Pensamiento Profundo, con calma y majestad infinitas.
-- Douglas Adams (Guía del Autoestopista Galáctico)

A life less ordinary (Una vida menos ordinaria)

That is a very rash, dangerous word, that "cannot" (Frase muy ruda y peligrosa es, esa de "no puedo"). -- Charles Kingsley (The Water Babies)

lunes, 13 de marzo de 2006

Nelly


Poco antes de Carnavales, luego de una semana de soltero, y en vista del poco éxito que cosechaba entre mis amistades femeninas para que aprovecharan mi nuevo y muy temporal estado civil, decidí ir a Ocumare a pasar los días libres. Lamentablemente, el Carnaval se acortó mucho más de lo esperado, y no por razones agradables... Pero mientras estuvimos allí, tuve chance de pensar un poco.

Paseando el Domingo de Carnaval por el borde del Cementerio en Ocumare (porque, seamos sinceros, a quién se le ocurre mejor manera de pasar unos Carnavales que paseando por el borde de un Cementerio en Ocumare?) me tropecé de pronto con una tumba que está, como quien dice, "ahí mismito".

La lápida, última señal de la vida de su ocupante, estaba muy gastada, pero aún se leía claramente:

Nelly Mercedes Meza
Murió el 10 de Abril de 1921
Recuerdo de sus Padres

Podría haber sido una tumba más de las que he visto en mi vida. Podría haber sido poco más que una piedra en mi camino, dado que no conocí ni conoceré nunca a quien la "habita". Podría haberme dado lentamente la vuelta para seguir al Cuño a nuestro destino, y olvidar inmediatamente la bendita tumba.

Pero, como me imagino que les pase a más de uno, lo que hice fué seguir a mi mente por derroteros que ni ella misma conocía a dónde llevaban: Nelly, hija del Sr. y la Sra. Meza. Una chica que murió hace más de 80 años.

Qué edad habrá tenido? Dado que sus padres la sobrevivieron, no creo que mucho. Habrá sido una niña? Una joven? Una recién nacida? Cómo habrá sido, físicamente? No sé por qué, pero Nelly no me suena a nombre de Ocumareña.

Si aceptamos que Nelly es una chica joven, niña quizás, entonces tenemos que aceptar que su muerte fué una tragedia. Un accidente? Una enfermedad? Un asesinato? Ninguna pista al respecto me dijo la abandonada tumba, excepto que hubo gente que lloró la tragedia: Un par de padres que seguramente, hace más 80 años, mojaron con sus lágrimas una tierra ahora reseca.

Podría haberme visto como el protagonista de Bones (sí, ese carajo que antes era vampiro), o CSI, o Medical Investigation, o cualquiera de los N programas que hoy, y desde hace muy poco tiempo, sobrepoblan la televisión chupándole rueda al éxito de cualquiera que haya sido el primero entre ellos.

Pero en lugar de ello, lo que hice fué pensar en lo efímeros que somos.

Hoy, nadie se acuerda de Nelly. Ni de sus padres. Seguramente, ni de sus hermanas o hermanos.

Hoy, no sé si tuvo hijos, o sobrinos, que sigan con la historia familiar.

Hoy, no sé si Nelly tuvo chance de vivir, o culpa en lo que le pasó.

Hoy, me sentí más humano que de costumbre, y con más conciencia de que en unos años, todo lo que quedará de nosotros será -con suerte- una tumba abandonada en un cementerio ignorado. Nadie recordará nuestros sueños, ni las risas de nuestros padres cuando nacimos, o sus lágrimas cuando tuvieron que enterrarnos. Nadie, y quien lo haga e imagine partes de nuestras vidas, será alguien que no nos importa, y que sólo nos usará para escribirnos en un blog, o usarnos de estadística. Nadie...

Lentamente, me dí la vuelta para seguir al Cuño a nuestro destino. Pero no olvidé la tumba...


Cuando me quedo en blanco voy a pasear entre las tumbas de mi alma, a respirar el aire frío y húmedo y a llenarme los zapatos de barro, a caminar en el silencio y a llorar por dentro, porque entre los vivos me siento más esclavo que entre los muertos. -- Lua

Pensé que podría encontrar las respuestas a todas mis preguntas. Pensé que podría ser feliz y expresar todas mis emociones. Pensé que podría volar y tocar el cielo. Pensé que podría ser feliz sin importar lo que la gente dijera. Pero entonces nací y me volví un ser humano... -- Javi

Las cosas pasan por alguna focking razòn y todo sucede cuando no deberìa suceder, y cuando pasan no es el momento indicado ni uno esta pendiente... -- Marianguila

sábado, 4 de marzo de 2006

Mis 5 hábitos más raros

En mi recorrido normal por los blogs importantes / interesantes / atravesados en mi camino, me encontré con uno cuyo título era el mismo que este que tengo aquí hoy. Lo leí con la avidez malsana de quien se está enterando de un trozo de vida del otro, de quien investiga y descubre cosas prohibidas, de quien, en fin, lee un blog ajeno. Y resulta que no sólo me enteré de varios hábitos raros ("Odiar la comida"... Quién le gana a ese?), sino que además, me enteré de que tenía el compromiso de escribir los míos! Imagínense! Bueno, pues valor y al toro!

Siempre habrá algún hábito raro que se me escape, porque no lo haya concientizado... Y habrá otros que no ponga, porque no son raros (aceptémoslo: Mucha gente se almuerza las uñas)... Y habrá otros que no pondré porque entra en enfermedades o desórdenes mentales más raros, en vez de hábitos (No sea que luego los espante). El caso es que conseguí que tengo más de 5 manías raras. Eso será raro?

* * *

Estas son las instrucciones:Las personas que son invitadas a escribir un mensaje en su respectivo blog a propósito de sus extraños hábitos, deben también indicar claramente este reglamento. Al final, debéis escoger 5 nuevas personas y añadir el link de su blog o diario web. Es importante dejar un comentario en su blog, diciendo "Has sido elegido" y decirles que lean el vuestro, para que acepten o no el reto!

* * *

Mis 5 hábitos más raros:

1.- No Dormir: "a quién no le gusta dormir?". A mí. Me parece que dormir es una pérdida de tiempo... Si se ponen a ver, si dormimos 8 horas de 24 que tiene el día, entonces cuando lleguemos a los 30, habremos pasado ¡10 años durmiendo! No, no y no. Normalmente duermo 6 horas, más o menos (hoy me acosté a las 3am y me paré a las 7am. Cuenten), y si pudiera, dormiría menos. Así será que ni me gusta estar tirado en la cama (bueno, para algunas cosas sí. Me faltó la 'n'). Vivan los elfos.

2.- Malgastar horas frente a la PC: Parece que no es tan raro, y menos trabajando en lo que trabajo, pero lo raro es lo que hago en la PC. Me encanta ordenar archivos. Me bajo sites completos de fotos variadas, tipas chinas, juegos, lo que sea, para luego ir borrando imagen a imagen tras verlas. Me bajo canciones que luego no escucho, o letras que luego no leo. Armo planes para dominar el mundo que luego me da ladilla buscar. Zipeo. Deszipeo. Ocupo espacio. Libero espacio. Guardo chistes. Colecciono fonts. Escribo en blogs. Creo. Destruyo. No es raro?

3.- No cansarme de repetir comida, pero sí de comerla: Quienes han ido a comer conmigo lo pueden atestiguar: En Subway ya ni hago cola; en el Fetuccine apenas entro se pide mi orden; en donde sea, sé qué voy a pedir, pues normalmente pido lo mismo. No me canso de una comida que me guste. Podría estar todo un año comiendo lo mismo, por lo que no tengo que inventar mucho a la hora de comer (como la Mosca al vestirse). No es que tenga miedo a probar, todo lo contrario: ya probé, y lo que más me gustó fué eso. Ahora, mientras como, tengo que alternar sabores o bebidas, porque si no me ladillo. Por eso bebo tanto al comer.

4.- Pintar el caso contrario, sólo por ampliar puntos de vista, o el placer de discutir: Mucha gente me ve como forma peo o discutidor, pero la verdad es que sólo me gusta discutir con Lui y J. El resto de las veces, discuto por tratar de ver y analizar todos los lados del problema, incluso aquellos con los que no estoy de acuerdo. A varios les sonará la discusión de "si vamos a aprobar el matrimonio homosexual, por qué no el matrimonio en tríos? Igualdad!".

5.- Adorar la Oscuridad: Mi nick más usado es Darkness (Oscuridad), mi personaje favorito de rol es un Drow o un Vampiro, mi color favorito para todo es Negro, y estoy más cómodo en penumbras o de noche que en la luz. No es ningún tipo de nueva religión ni nada por el estilo, es sólo... Una manía rara. :D Y un guardarropa surtido, pero poco variado en color!

* * *

Hay muchas otras cosas que se me quedaron, como dije al inicio, en el tintero: Cerras las puertas, apagar las luces, caminar con las manos cruzadas en la espalda (se ve muy raro, créanme. A lo Morfeo), coleccionar de todo, ir al baño con libros o crucigramas, ser un carajito... Y sobre todo, leer Blogs y Tests como este, y responderlos.

Y ahora (redoble de tambores) los elegidos para continuar con mi herencia son... Todos los que quieran responder. En verdad que les recomiendo el ejercicio mental de ver qué tan raros somos.

Si tuviera que elegir cinco, los elegiría de mi lista de Blogs, y serían Lui, JuanK, Jenny, Gabriel y LuisD. Como a Maira se le olvidó mandarme el "Has sido elegido" (o lo mandó y yo aún no lo he encontrado...) yo tampoco lo haré. Si me leen, quizás respondan. Si no, anímense y fórmenles peo. Besos a todos...


Young boys should never be sent to bed... they always wake up a day older (Los niños nunca deberían ser mandados a la cama... siempre se despiertan un día más viejos). -- J.M. Barrie (Finding Neverland)

Light thinks it travels faster than anything but it is wrong. No matter how fast light travels, it finds the darkness has always got there first, and is waiting for it (La luz piensa que viaja más rápido que todo lo demás, pero se equivoca. No importa qué tan rápido viaje la luz, siempre se encuentra con que la oscuridad llegó allí primero, y estaba esperando por ella). -- Terry Pratchett (Reaper Man)

Una de las mejores maneras de conocer a alguien es ver su biblioteca. O al menos su mesita de café. Escuché una historia -no puedo recordar dónde- sobre un nuevo gerente que tomó un puesto donde sabía que su grupo estaba incómodo con la situación. En lugar del típico discurso de "permítanme presentarme", este gerente entró en la sala de conferencias con un montón de libros que estaba leyendo, o que habían sido sus favoritos, y los puso en la mesa, y dijo algo como "Aquí, mírenlos y sabrán más de mí que lo que les pueda decir. Les presto los que quieran". -- Creating Passionate Users (What's on your (virtual) coffee table?)

En realidad estamos solos en un desierto de gente. -- Lua

Supongo que una noche, hace cientos de miles de años, al lado de la hoguera nocturna de una caverna, cuando uno de esos tipos peludos se despertó para ver por encima de los carbones a su mujer, sus hijos, y pensó en ellos fríos, muertos, idos para siempre. Entonces debe haber llorado. Y en la noche posó su mano sobre la mujer que moriría algún día y sobre los hijos que la seguirán. Y por un momento en la mañana siguiente, los trató un poco mejor, porque supo que ellos, al igual que él, tenían la semilla de la noche en su interior. -- Ray Bradbury (Something Wicked This Way Comes)

Todos somos sucios... Qué mejor lugar sería el mundo si no tuvieramos miedo de compartir nuestras fantasías y deseos con los demás. -- Gorka