martes, 15 de noviembre de 2005

3.185.307

Ya me ha pasado varias veces... Comienzo a escribir una entrada para el blog, y la vida me interrumpe y me hace escribir otra.

Saben qué significa el número de arriba? No, no es la cantidad de veces que le hemos dado en la frente a Eduardo... Bueno, eso creo. Tampoco es el número de coñazos que me ha pegado Jesús, no... Esos son más.

Verán. Todo comenzó una noche lluviosa. Había salido de mi trabajo a la hora acostumbrada, y mi chofer me pasó buscando. En el trayecto mi jefa me llamó para darme lo que, luego me enteraría, sería la peor noticia del día: "Mi amor, puedes comprar Daktosin?".

Bueno, pues nos llegamos a la primera farmacia que encontramos, luego de una parada estratégica para comprar par de Panes de Jamón y una Bomba (que por cierto, fría se quedó). Confiada e ilusamente, me acerqué a la puerta de la farmacia, sólo para rebotar contra ella, pues estaba cerrada. Hay que ver que los Farmatodos y Farmahorros lo malacostumbran a uno.

Inmediatamente, mi sentido arácnido, mi gran agilidad mental, y las señas de la empleada dentro de la farmacia, me hicieron darme cuenta de que tenía que ir a pedir las medicinas por una abertura ridícula practicada a un lado de la farmacia, lo cual nos lleva a la primera reflexión del día: En todos los países la vaina será igual? Uno no puede ni vender medicinas, porque te asaltan TANTO que te obligan a vender medicinas por un ojal en la pared?

Pues bien. Delante de la ventanita había una cola de cinco personas. No es mucho, verdad? Y menos cuando notas que están de a pares: El primero solo, las dos chicas siguientes juntas, y la pareja que me precedía junta también. Ya son 3, y 2 con el que se iba en ese momento.

Pues nada, a hacer la cola... Media hora después, cuando ya la vaina estaba cansona, comencé a pararle bolas a las chamitas que estaban comprando.

- "Ay, dame 2 medicinas XYZ"

La dependienta va a buscarlas, y regresa 5 minutos después.

- "Ay, no, una sola, que se me olvidó la cédula de mi mamá, y te iba a pagar una en efectivo, y otra en tarjeta"

- "Pues yo quiero una medicina ABC" - dice la gordita de al lado

La dependienta, con cara de "habérmelo dicho todo junto", se va a buscar la ABC, llevándose la XYZ sobrante. Mientras, los dos engendros llaman a la mamá de la flaca.

- "Mami, si eres bolsa. Me diste la cédula del Miguel en vez de la tuya!" - Coño, no te diste cuenta de que tu mamá salía con bigotes en la cédula que te dió? - "Dime tu cédula, anda... 3... 1... 8... 5... 3... 0... 7... No, no tengo donde anotar. Pero tranquila, que yo me acuerdo: 3... 1... 8... Qué más era? Ajá. Chévere. Chao"

Decidí memorizar el número, primero porque si se le olvidaba no me iba a calar que llamara de nuevo a la mami, y segundo porque no tenía nada mejor que hacer, pues mi libro estaba en la limo. Al llegar de nuevo la dependienta (5 minutos después... También me gustaría saber qué hacía la individua en la trastienda tanto tiempo), comprendí el problema en toda su inmensidad.

- "Ay, ahora sí quiero la otra XYZ. Me la buscas?"

Mi cara debe haber sido un poema de esos que hacen historia. Más o menos la misma que puso la dependienta. Pero ahí no acaba la historia, pues 5 minutos después, al llegar, a las chamas no se les ocurrió otra que:

- "Gracias. Oye, por cierto, cuánto cuesta el IJK? No, no lo voy a llevar. Es para saber".

Claro, para saber. Uno nunca sabe cuándo pueden preguntar eso en "Quién quiere ser millonario?", cierto? Es comprensible. Y acaso no valen 5 minutos de mi tiempo, a esa hora, para que ella sepa cuánto cuesta algo "para saber"? Segunda reflexión del día: Por qué existen los abusadores? Y por qué siempre están delante mío en la cola? No se han fijado que tú te tardas 1 minuto en hacer un depósito, pero todos los que están delante se tardan al menos 10? Qué hacen? Cuál es el secreto que aún no conozco?

Si al menos el abusador fuera un abusador correcto, de esos que saben que están abusando, no habría problema, pues. Ok, es un abusador, yo lo sé, él lo sabe, a mí me importa, a él no. Todos felices y contentos. Pero cuando es una chamita que ni se ha enterado de que por su culpa ahora la cola de 3 personas evolucionó a unas serpenteantes 14 personas, de las cuales la mitad las están mirando con ganas de matarlas... Es como decía James, el chofer: "Esto es míooooo...! Porque yo me lo merezcooooo...! Así que no me importa que sea tu casa, ahora es MI ranchooooo...!". Qué les puedo decir...

Bueno, pues nada. Valor y al toro. La dependienta se tardó sus 5 minutos en buscar el precio, y 2 más en cobrar. Las modelos se fueron, la pareja previa a mí compró su medicina en 5 minutos y 30 segundos (les dije que la dependienta se tardaba 5 minutos en la trastienda, no?), yo la compré en 6 minutos (tuvo que ir dos veces a ver el precio, pero la segunda vez como que aún recordaba el camino), y nos largamos de allí. Al arrancar, a una cuadra, pasamos por una farmacia más linda y sin cola. Gracias, Murphy, por favores concedidos.

Como guinda, Miraflores estaba cerrada, y ¡sorpresa! han cambiado el flechado en el piso para "corregir el problema", lo cual hace pensar que esa vaina va a seguir un tiempito más (disfrutamos pensando que la flaca fué la que pintó la nueva flecha). Total, a quién le importa que sea la principal arteria de Caracas? A quién le importa la cola que causa? A quién le importa que me tarde más en llegar de Miraflores a mi casa (500 metros) que desde la farmacia al otro lado de la ciudad? Mi única duda es si el abusador será un abusador correcto, o uno ignorante... Claro, no es que importe, no? Tercera reflexión del día: Dónde nos equivocamos?

Lo peor de la noche? Que con ganas de que se le olvidara la puta cédula a la flaca me quedé, para poder gritarle el bendito número, que aún no se me ha olvidado: 3.185.307. De ahora en adelante, ese número será mi símbolo para la mediocridad mental y el abuso al prójimo... Al menos hasta que se me olvide.


Hmmm... Esta vez como que me pasé con las frases, pero el caso es que todas ellas chillaban por estar aquí. Pues nada, si se leyeron todo lo de arriba, no creo que un par de líneas más les mate, no?


To forget about life for awhile (Para olvidarnos de la vida por un rato). -- Billy Joel (Piano Man)

Nothing great was ever achieved without enthusiasm (Nada grandioso ha sido nunca conseguido sin entusiasmo). -- Ralph Waldo Emerson

In my day, we had to create a religion that induced the masses to spend millions of man-hours moving stones just to get a working calendar! (En mis tiempos, tuvimos que crear una religión que indujera a las masas a gastar millones de horas-hombre moviendo piedras solo para obtener un calendario que sirviera!) -- Some ancient egyptian guy (Un tipo del Antigüo Egipto)

He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil. -- Sigmund Freud

Tomen un círculo, acarícienlo, y se hará un círculo vicioso. -- Eugenio Ionesco (La Cantante Calva)

On the whole human beings want to be good, but not too good, and not quite all the time (En general, el ser humano quiere ser bueno, pero no demasiado bueno, y no todo el tiempo). -- George Orwell

The sum of global stupidity is constant, only the number of people changes (La suma de la estupidez global es constante, solo el número de personas cambia).

No hay comentarios: