lunes, 31 de diciembre de 2007

Year Over


Inicialmente el escrito se iba a llamar "Game Over", que para los no iniciados es el cartelito que sale cuando pierdes en casi cualquier juego de video existente (o sea que vendría significando algo como "Fin del Juego"). Quién en su vida de videojugador no ha visto al menos una vez la pantalla de "Game Over"?

Bueno, pues por lo particular de la fecha, y por lo cercano del fin de año, no obtuvimos un "Game Over" sino un "Year Over" ("Fin del Año". Soy genial. Lo saben y lo admiran).

Pero volvamos al juego...

Veo con gran preocupación, igual que muchos otros padres, la cantidad de tiempo que los niños de hoy en día pasan frente a la televisión. Y sé, porque ya le gusta, que cuando mi bebé crezca pasará (invertirá? gastará? malgastará?) muchas horas frente a los videojuegos.

Nada como ser padre para entender a los padres. Recuerdo las quejas de mi mamá y mi abuela por las horas que le dedicaba a los videojuegos (en el Atari, primero, luego en la Computadora, seguidos por casi cualquier otra cónsola). "Sal a jugar", decían. "Pero es que estoy jugando!", retrucaba yo.

No tengo idea de cuántas horas habré usado (por no discutir si las invertí o las malgasté) jugando videojuegos: toda la vida me gustaron, aún me gustan, y no sé si han influido en que sea un descastado social. Pero el caso es que lo pasé bien, y aún lo hago. Y sueño con pasar horas jugando videojuegos con mi hijo (Y rol. Y miniaturas. Y...).

El detalle está en que cada día uno se vuelve más consciente de que las horas no regresan. Hoy en día pienso en las 60 u 80 horas que he de invertir para terminar un juego (sí, nos consta: los juegos ahora llevan la cuenta), y me doy cuenta de que eso significa 3 o 4 días continuos dedicados al videojuego en cuestión.

O sea, 3 o 4 días de no socializar, de no conocer chicas, de no crecer como persona (más allá del desarrollo en tu imaginación, que puede ser discutible en el mejor de los casos, y de tu coordinación y habilidad manual, que sí está comprobada), de no evolucionar (a pesar de que tu personaje en el juego haya ganado un montón de niveles).

Si acaso, lo más aceptado en nuestro hispanoparlante país sería que a punta de leernos los manuales aprendemos inglés...

Todos hacemos actividades solitarias (malpensados!) de vez en cuando, y a veces más a menudo de lo que deberíamos. Pero no todas esas actividades solitarias están tan mal vistas como los videojuegos. Haciendo algún deporte, al menos te mantienes en forma. Leyendo algún libro, al menos aumentas tus conocimientos. Robando bancos, al menos ganas un buen dinerito. Pero qué pasa con el tiempo que invertiste en un juego, cuando lo terminas o lo abandonas?

Para los verdaderos jugadores, ese tiempo no fué malgastado. Fué invertido. Jugar videojuegos a lo mejor es lo que nos permite aguantar el día a día. Es lo que evita que vivamos metidos de cabeza en un psiquiatra o un psicólogo.

No, no es una excusa. Pero entiendo que no me la compren. A veces, ni yo lo hago.

Al final de todas esas horas, ni siquiera te queda una satisfacción que la sociedad acepte. Por mucho que te sientas orgulloso de la lista de 300 juegos que has teminado (en serio. Tengo la lista completa de los juegos que he terminado. Apenas sepa cómo, la publico!), no serás famoso por ello (excepciones aplican), ni serás más atractivo sexualmente, ni te admirarán millones de personas. Con el deporte, con el trabajo, con un blog (jejeje), eso sí puede pasar.

Y ni hablemos de los juegos online, de los mundos completos de fantasía digital en los que puedes ahogar una vida que quizás no te llene, cambiándola por una más heróica. En verdad, me da miedo pensar en el tiempo que puedo invertir en eso si no me controlo...

Hoy en día he optado por las dos salidas que más me han convencido. La primera, jugar solo de noche, una o dos horas. Así no le quito tiempo a nadie, y lo único que pierdo es sueño, que al fin y al cabo tampoco me ayuda a ganar más experiencia. Si acaso, le quito tiempo a escribir aquí...

La segunda, jugar mayoritariamente juegos multijugador, si son cooperativos, mejor. Así, aunque gaste las mismas horas que antes, al menos ahora las puedo contabilizar como "horas sociales". Estoy interactuando con un grupo, no?

Lo que me asombra, y hasta asusta un poco, no es pensar en las horas a las que juego, o si sufriré de algún desorden mental por hacerlo, sino el hecho de que al parecer es una práctica común esto de jugar a deshoras: mucha gente de la Generación Atari lo hacen. No estamos solos en el mundo (hay hasta una Asociación Profesional de Gamers de Venezuela)... Aterrador, no es verdad?

Piénsenlo...

Y bueno... Saben que lo están esperando.

Feliz Año, y GAME OVER...


(Para leer un artículo bien interesante al respecto, lean la sección Salud de la revista Estampas del día 30 de Diciembre de 2007).

(Sobre los "Game Over")
Cómo olvidar al perro imbécil de Duck Hunt de NES cuando fallabas al darle a un pato.
-- Videojuegos Ecuador (Los Game Over)

Si te compras un videojuego yo nunca voy a salir embarazada. -- Jenny Quartarano a su esposo

¿Por qué lo hago? Imagino que por entrar a un mundo distinto, convertirme en capitán de un equipo de fútbol, comandar una batalla. Son minutos en los que te liberas del clima político del país, del tema de la inseguridad que vivimos a diario… Puedes convertirte en todo un estratega con sólo mover los dedos. -- Franklin Velásquez


domingo, 30 de diciembre de 2007

Bésame mucho


A veces, me dejo llevar por la fantasía.

ok, a menudo.

ok, casi siempre.

Normalmente, las fantasías son nuevas cada vez. Algunas de ellas las olvido pronto, como hacemos con casi todo. Otras duran un poco más, y a veces llegan hasta aquí. Y otras pocas más reinciden, creciendo y completándose un poco más cada vez.

Una de las que reinciden ocurre en una fiesta: estoy karaoketando, en una tarima, y la gente está bailando, bebiendo, hablando, pasándola bien. Comienzo a cantar Simarik, de Tarkan, y todo marcha a las mil maravillas. De pronto, en el descanso a mitad de la canción, comparto mi idea:

"Saben que Simarik significa 'beso' en árabe? Pues eso es lo que vamos a hacer. Chicos, quédense quietos: prohibido moverse. Chicas, cada vez que haga el sonido de un beso durante la canción, busquen a ese alguien especial, a esa persona a la que quieren besar, a la que besan a diario, a la que no se han atrevido a besar, a la que nunca habían pensado besar, y bésenlo. En los labios, en la mejilla, en la frente, en el alma, en donde quieran, pero compartan un beso, un sueño, una locura, y hagan especial esta noche!"

En mi imaginación, todo termina muy bien. Qué pasaría en la realidad?

* * *

En la realidad, Simarik significa 'consentida' en turco. Y quizás, en la realidad, mi ideota no tendría una recepción tan cálida como la imagino. Al menos, no sin mucho alcohol de por medio.

Las inhibiciones nos limitan, y evitan que mostremos nuestro verdadero "yo", incluso a nosotros mismos. Ellas y nuestros miedos quizás sean los culpables de que nos quedemos sin disfrutar una buena parte de nuestras vidas.

Cuántas personas no conoces que, quizás, no te gustan, pero a las cuales no eres totalmente indiferente? Cuántas personas no hay en tu vida con las cuales no quieres una relación pero sí un beso, sí una noche de sentimientos, de conocer más a esa otra alma?

Bueno, o quizás sí quieras más que eso...

Mucha gente, al leer los escritos de otra persona, se asombran y dicen "Hey! Es increíble que todo esto salga de tí! Realmente no te conozco!". Si eso ocurre leyendo unas cuantas líneas, imagina lo que pasaría si en verdad te acercaras a esa persona especial, que por alguna razón que no logras entender no es exactamente igual a los demás, que distrae tu atención, que te conmueve y te llena de dudas...

* * *

Si quieres, no te sinceres conmigo. Pero sincérate contigo. Y, al menos muy en el fondo, respóndete esta pregunta: hay alguien a quien desearías besar?

Por qué no lo haces?


Bésame, bésame mucho,
como si fuera esta noche
la última vez
-- Consuelo Velázquez (Bésame mucho)

Si tuvieras un chance,
una oportunidad,
para obtener todo lo que alguna vez deseaste,
un momento,
lo aprovecharías o simplemente lo dejarías escapar?
-- Eminem (Lose Yourself)

viernes, 28 de diciembre de 2007

Frente al Espejo


No han sentido que, a veces, la vida que viven es ajena a ustedes? Que, a veces, como dice una amiga, es la vida la que te vive a tí, y no tú a ella?

No han querido tomar las riendas de sus vidas, y hacer las cosas que en verdad desean? No se han dado cuenta, de repente, de golpe, del hecho de que sólo se vive una vez, y que es nuestra oportunidad de vivir felices la que estamos dejando escapar?

Siempre tenemos la posibilidad de vivir de forma distinta a como lo hemos venido haciendo, a como lo hacemos en este momento. Todo lo que tenemos que hacer es organizar nuestras prioridades, nuestros deseos, nuestras creencias, y vivir acorde a ellas. Como cuando éramos niños...

Los niños andan en patineta, en patines, en bicicleta, y los adultos no. Y eso ocurre porque no puedes andar sobre la patineta con cuidado, en patines con miedo a caerte, en bicicleta con respeto por la velocidad. Debes entregarte completamente y sin reservas para ser capaz de hacer algunas cosas. Si te detienes un momento a pensar "podré?", "me equivocaré?", pierdes.

Amar es así. Vivir es así.

Cuando eres joven tomas las decisiones con el corazón. No te detienes a pensar en los "peros". Cuando eres joven disfrutas a toda hora de todo. Disfrutas cada instante. Cada momento trae nuevos retos, y cada reto nuevas esperanzas.

A medida que crecemos, perdemos cosas buenas en lugar de ganarlas. De niños, creemos en el amor y en que todo lo puede; a medida que crecemos, aprendemos que el amor no siempre se paga con amor, que no siempre conquista todo, y lo peor, que no siempre es amor; aprendemos que no podemos saber cuánto nos ama otra persona, y luego nos enteramos que quizás no podemos estar seguros ni de nuestro propio amor.

Hemos perdido la fe, hemos perdido la capacidad de asombrarnos.

Soñar con volar? En verdad no lo crees. Ni en la Magia.

Jugar por jugar? No. Hay que llevar los puntos, y jugar para ganar.

Pensar en ella? En verdad, lo crees?

Esta vida agridulce se divierte haciéndonos recorrer caminos equivocados, sabiendo que no tendremos un segundo chance. Porque lo creamos o no, existe un momento para cada cosa. Sólo podemos tomar la decisión de cambiar el rumbo cuando hemos llegado a donde el camino se divide. No antes. No después.

(Aunque siempre podemos dar una vuelta en U, aunque sea ilegal, verdad?).

Y es por eso que tenemos que distinguir entre las cosas que enriquecen nuestras vidas, y las que sólo nos proporcionan una sensación de satisfacción temporal: diferenciar entre las cosas que queremos, y las que necesitamos.

Y es que nuestro corazón es libre. Sólo necesitamos tener el valor para recorrer el camino que nos marca. Sólo tenemos que estar seguros de actuar por la razón correcta.

Normalmente, y aunque suene egoísta, esa razón somos (o deberíamos ser) nosotros mismos.

No hay nada de malo en que hayan razones por las cuales vivir, caminos que debamos seguir, reglas que debamos cumplir. Lo malo es cuando esas reglas hacen que nos olvidemos de lo que nuestro corazón nos dice. Y eso pasa: en algún momento olvidamos quienes somos, y comenzamos a vivir por los demás. El miedo al "qué dirán" impide que muchas personas tomen una decisión personal.

Es tu vida. Es tu felicidad. Que la logres o no solamente depende de tí, de tus decisiones: eres tú la principal persona que disfrutará o sufrirá los frutos de tus elecciones.

(Y, como dijo alguien, no hacer una elección, es una elección en sí mismo).

Saber hacia dónde queremos dirigirnos en la vida, y estar dispuestos a trabajar duro y jugar limpio para llegar allí, creo que es el secreto de la felicidad.

(Piensa en lo que harás con lo que quieres cuando lo tengas).

O como leí en un libro de rol: "El secreto de la vida está en tratar de ser felices, de hacer lo que nos llene, lo que queramos, sin dañar a los que nos rodean". La dijo un bardo sin nombre, en un libro sin página.

Así que párate, y comienza a vivir tu vida en vez de un pálido reflejo de ella. Decide, actúa, muévete.

Tal vez este no sea el mejor momento para reprocharse todo lo que se pudo haber hecho mejor; eso no va a ayudarte a cambiar lo que sucedió. Pero debes darte cuenta de que el tiempo se desliza entre tus dedos.

Eres tú quien debe hacer tus sueños realidad. Eres tú quien debe hacer que la vida que vives esté hecha para tí. Eres tú quien debe asegurarse de que la melancolía no logre entrar en tu vida, no se apodere de tí, no te deje incapaz de vivir el presente por estar sufriendo el pasado.

Te invito: haz una locura (si quieres, conmigo: me ofrezco), comete un error, haz una tontería, gasta algo de tiempo haciendo algo inútil, canta y sonríe bajo la lluvia...

Y luego, vive tu vida.


Muchas veces la mejor manera de ganar es olvidarse de anotar los tantos. -- Marianne Espinosa Murphy

Qué bueno sería levantarse un día y ver que la vida de uno depende de uno. -- Quino

El hombre correcto es aquel que, estando solo, no hace lo que no debe hacer estando acompañado. -- Antonio León

Muchos de vosotros sabéis que vivo mirando una estrella, siempre en estado de espera; que bebo a la noche ginebra, para acordarme de ella… que me gusta mojarme y poner toda la carne en el asador, las citas a ciegas y las frases hechas, las mujeres fáciles y las relaciones difíciles; reírme de mi suerte y tocarle el culo cuando me da la espalda. -- Soy Leyenda (Yo, minoría absoluta)

Es como un sueño, sin principio ni final. -- Madonna (Like a Prayer)

Sí, están compartiendo una bebida llamada soledad, pero es mejor que beber solo. -- Billy Joel (Piano Man)

Los aspectos aleatorios de nuestras vidas se juntan de vez en cuando. -- Duran Duran (Point of No Return)

Cuándo te darás cuenta de que sólo ocurrió que el momento no fué el correcto? -- Dire Straits (Romeo & Juliet)

El tiempo está hecho de memorias. -- Nelly Furtado (I Will Make You Cry)

Algunas personas oyen sus propias voces interiores con gran claridad y actuan según lo que oyen. Esas personas se vuelven locas o se convierten en leyenda. -- Leyendas de pasión

Ahora simplemente me aferro a algo largo tiempo ido. -- Blondie (Maria)

Aún creo que algún día tú y yo nos encontraremos enamorados de nuevo. -- Mariah Carey (I Still Believe)

martes, 25 de diciembre de 2007

Preferidos


Acabo de conocer a una chica a la que ví por primera vez hace ya algún tiempo. He de reconocer que si a alguien provoca conocer es a ella, pero no vengo a hablarles de esto, sino de un par de cosas que ocurrieron mientras nos presentábamos.

Primero, ella me preguntó si todo lo que estaba leyendo en mi blog era mío. Y, por si hay dudas, debo aclararles la situación al resto: todo lo que está escrito en este blog es de mi autoría, con la excepción de las frases finales de cada escrito (aunque también hay ahí algunas mías de mí), y unos pocos escritos ajenos que me han gustado tanto que quise compartirlos con ustedes; dichos escritos ajenos están identificados en la medida de lo posible, con todo y su autor siempre que he podido, y están agrupados en la etiqueta Externo.

Segundo, me pidió que le dijera el que más me gusta de todos mis escritos, para leerlo. Y me sorprendió lo lógico de su petición: no todo lo que está aquí tiene la calidad que desearía, y capaz que si un pre-fan lee uno de mis escritos chimbos, no se anota a seguir leyendo; así que por qué no tener una recomendación? Bueno, pues le hice caso: recorrí mis escritos y marqué los que más me han gustado con la etiqueta _Preferidos (con un underscore para que esté de primera en la lista de etiquetas). Así, de ahora en adelante, podré decirle a los nuevos reclutas que lean mis preferidas, si quieren comenzar por algún sitio.

(tarea para ustedes: chisméenme cuál de mis escritos les ha gustado más, para saber qué recomendar)

A pesar de que algunos de los escritos ajenos del blog están entre mis escritos preferidos, no los agregué a esa etiqueta. Digamos que en preferidos están escritos solo míos: quizás obras originales, quizás desahogos, quizás solo recuerdos llenos de nostalgia, pero el caso es que son míos, y me gustan.

Bueno, niños y niñas, no me pego mucho rato más hoy. Es Navidad, y eso significa fecha para pasarlo con la gente querida e importante, y pretendo sentarme a jugar carritos con el más importante y querido para mí. Espero que se hayan portado bien, y que el Niño Jesús les haya traído muchos regalos...

Y que alguno de esos haya sido para mí. Espero tu regalo.

Feliz Navidad...


Cónchale... Leerte es escucharte. -- Vanessa

Nunca nos ocurre nada relevante luego de que cumplimos los doce años. -- J. M. Barrie

Pero papá, Santa Claus no te trajo ningún regalo?
Cada año le he pedido el mismo regalo, y siempre me lo ha traído: tu felicidad.

-- Goofy e hijo

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Oompa-Tevé


Hemos aprendido algo primordial,
Algo que a los niños les hace mucho mal,
Y eso es que en el mundo no haya nada peor
Que sentarles frente a un televisor.
De hecho, sería muy recomendable
Suprimir del todo ese trasto abominable.

En todas las casas que hemos visitado
Así a los pequeños hemos encontrado:
Absortos, dormidos, casi idiotizados,
Mirando la tele como hipnotizados,

Con los ojos fijos en esa pantalla
Hasta que sus órbitas parece que estallan.
(Ayer vimos algo que aterra y asombra:
Seis pares de ojos rodar por la alfombra.)

Sentados mirando, mirando sentados,
Parecen de veras estar hechizados.
Borrachos de imágenes, ahítos de ruido,
Ciegos y atontados y reblandecidos.

Oh, sí, ya sabemos que les entretiene
Y que por lo menos quietos les mantiene.
No gritan, no lloran, no brincan, no juegan,
No saltan ni corren, tampoco se pegan.

A usted eso le da mucha tranquilidad,
Es libre de hacer muchas cosas, ¿verdad?
Mas yo le pregunto, ¿ha pensado un momento
Para qué le sirve a su hijo este invento?

¡LE PUDRE TODAS LAS IDEAS!
¡MATA SU IMAGINACIÓN!
¡HACE QUE EN NADA, NADA CREA!
¡DESTRUYE TODA SU ILUSIÓN!
SU POBRE MENTE SE TRANSFORMA
EN UN INÚTIL REFLECTOR
CON VER FIGURAS SE CONFORMA,
¡NO SUEÑA, NI EVOCA, NI PIENSA, SEÑOR!

«¡Muy bien!», dirá usted, «¡Muy bien!», gritará,
Mas si nos llevamos el televisor,
¿Qué haremos en cambio, qué se les dará
Para mantenerlos en orden, señor?

A esa pregunta yo responderé
Con otra, que es ésta: Los niños, ¿qué hacían
Para divertirse, cómo entretenían
Sus horas de ocio, qué los mantenía

Tranquilos, contentos, quietos y callados,
Felices, absortos y atentos
Antes de que este diabólico invento
Se hubiese inventado?

¿No lo recuerda? Se lo diremos
En voz muy alta, lo gritaremos
Para que acierte a comprender:
¡SOLÍAN... LEER, LEER, LEER!

LEÍAN y LEÍAN y procedían
A leer aún más. Y todo el día
Lo dedicaban a leer libros, y por doquier,
En bibliotecas y estanterías,
Sobre las mesas, en librerías,
¡Bajo las camas siempre había
Miles de libros para leer!

Historias fantásticas y maravillosas
De fieros dragones y reinas hermosas,
De osados piratas, de astutos ladrones,
De elefantes blancos, tigres y leones.
De islas misteriosas, de orillas lejanas,
De tristes princesas junto a una ventana,
De valientes príncipes, apuestos, galantes,
De exóticas playas, países distantes,
Historias de miedo, hermosas y raras,
Los más pequeñitos leían los cuentos
¡Historias que hacían que el tiempo volara!

De Grimm y de Andersen, de Louis Perrault.
Sabían quién era la Bella Durmiente,
Y la Cenicienta, y el Lobo Feroz.
Las Mil y Una Noches de magia nutrían
Con mil y una historias sus ensoñaciones.
La gran Scheherezade de la mano traía
A Alí Babá y los Cuarenta Ladrones,
A Aladino y su lámpara maravillosa,
Al genio que otorga deseos e ilusiones
Y mil aventuras a cual más hermosa.

¡Qué libros más bellos leían
Los niños que antaño vivían!
Por eso rogamos, por eso pedimos
Que tiren muy lejos el televisor,
Y en su sitio instalen estantes de libros
Que llenen sus horas de gozo y fervor.

Ignoren sus gritos, ignoren sus lloros,
No importan protestas, ni quejas, ni llanto.
Dirán que es usted un malvado y un ogro
Con caras de furia, de odio, de espanto.

Mas no tenga miedo, pues le prometemos
Que al cabo de pocos, de muy pocos días
Al verse aburridos, diciendo, «¿Qué hacemos
Para entretener estas horas vacías?»,

Irán poco a poco acercándose al sitio
Donde usted ha instalado esa librería,
Y cogerán un libro de cualquier estante,
Lo abrirán con cautela, recelosos primero,
Pero ya superados los primeros instantes
No podrán apartarse y lo leerán entero.

Y entonces, ¡qué gozo, qué dulce alegría
Llenará sus ojos y su corazón!
Se preguntarán cómo pudieron un día
Dejarse embrujar por la televisión.

Y al correr los años, cuando sean mayores,
Recordarán por siempre con agradecimiento
Aquel día feliz, aquel fausto momento
En que usted cambió libros por televisores.


Original de Charlie y la Fábrica de Chocolate,
de
Roald Dahl (site oficial).
Tomado de los
Libros del Rincón.

lunes, 17 de diciembre de 2007

45


Bueno, pues otro numerito.

Hagamos historia: El 17 de Julio Lómëanor pasó de las 1.000 visitas, luego de unos meses abierto. El 6 de Agosto, menos de un mes después, pasamos de las 2.000, y me llené la boca diciendo "vamos a por los 10.000".

El 16 de Diciembre (o sea, ayer. Cuatro días después del cumpleaños de Lómëanor) pasamos de las 20mil visitas. Menos de cuatro meses después de la última medida.

Sean sinceros: en verdad les gusta tanto leerme?

Comparado con otros blogs, como Busco Novia, que normalmente tiene más de mil COMENTARIOS por artículo (yo ni por error llego a cien VISITAS por artículo), mi alegría no pasa de ser alegría de tísico. Sin embargo, es alegría al fin.

(aunque ya sé cómo aumentar las visitas de desconocidos! Sólo diré que tengo fotos de María Conchita Alonso desnuda! Al parecer, lo mejor que nos ha llegado de Cuba atrae las visitas igual que los desnudos a los lectores!)

Así, este es un escrito de celebración. Celebramos ya el añito de edad. Celebramos las 20mil visitas. Celebramos más de 100 artículos publicados (y eso que aún me falta pasar unos cuantos de los viejos... Ya les avisaré cuando termine). Celebramos que Lómëanor sale cada vez más arriba si lo buscas por Google. Celebramos incluso que ya tengo presidenta del club de fans! Si tuviera dinero, les invitaba para irnos de celebración.

Gracias por leerme.

Sin embargo, también es un escrito de tristeza. O de anti-celebración, si así lo quieren ver.

Los que nos han leído, a mí y a otros blogueros, saben lo que sentimos por nuestros blogs. Pocas cosas hay tan malas, para alguien que tiene parte de su vida en una computadora, como el hecho de que su disco duro decida morir sin avisar, momento en el que se pierden documentos, fotos, recuerdos y momentos.

Imaginen lo que sentiremos si nos cierran nuestro blog...

Lycette Scott me escribió hace unos días para decirme que Blogger bloqueó el acceso a su blog, quizás por alguno de sus escritos... Sólo presume, pues Blogger ni siquiera le dijo por qué ocurrió, o si es un error técnico, o qué. Quizás le toque abrir un nuevo blog, con la consiguiente pérdida de escritos y lectores.

(Lycette, si te mudas, avísame a dónde, y allí estaré).

El caso es que, ni corta ni perezosa, la Negra escribió un post sobre lo que le pasó, a ella y a otros más, y levantó su voz digital iniciando un movimiento de protesta.

Y como los blogueros somos como los motorizados, que si atropellas a uno te rodean todos los de la ciudad, pues con solidaridad y orgullo me uno al movimiento: si revisan mis imágenes, verán una que dice "NO al error Blogger bX-rh26vj en blogs venezolanos!", con un link al post de Lycette.

Que triste saber que tu blog, tu lugar, tu hijo, pende de un hilo. Elegí a Blogger, a pesar de las quejas que he oído, por mi fiel adoración por Google. Aún hoy en día confío que corrijan los fallos técnicos que puedan haber causado, o causar en un futuro, pérdidas de información. Sin embargo, saber que siempre podrán cerrarte si publicas algo que no les guste, sin decirte por qué, no hace sino llenarte de inseguridad.

Será que Internet es como Venezuela, que es de todos...? De todos los que bailan al son del dueño de verdad?

(si me cierran por decir esto, asumo que me mudaré y me pondré a pasar a mano los artículos de este site. Espero verlos por allá... Pero no me busquen en Blogger si eso ocurre!).

(alguien que me diga cómo sacar backups del blog, por favor?).

En fin... Seguiré con mi sueño de que Google tiene tanto dinero, y domina a tal punto Internet, que ya no se preocupa de lo que podamos escribir, y no nos cobrará por quedarnos en nuestro blog.

(al momento de cerrar este artículo, por mera casualidad, me enteré que la Negra ya había podido solucionar su problema y tenía su blog on-line. Shame on Blogger, por obligarnos a actualizarnos sin avisarnos).

(Lycette, me alegro que no haya sido nada más serio. Avísame si sigo con el Banner. Y por favor, avísale a los chicos de tu lista cómo corregir el problema).

Felicidades a esos nuevos blogueros que se nos han unido a vivir una vida un poquito distinta. A los que no son tan nuevos, felicidades también por haberse atrevido, y por mantenerse aún. Y a los que leen, gracias por hacerlo, por formar parte importante de la familia bloguera, pues sin nadie que nos leyera, quizás no escribiríamos.

Familia, a ver cuándo nos reunimos a tomarnos unas copas juntos. Mientras, sepan que aquí estamos, y aquí seguiremos.


Cristóbal perdió el tiempo, no sabe hace cuanto… y tampoco le preocupa si demorará en hallarlo porque sencillamente, no tiene tiempo para ocuparse de eso. -- Parábola de una pretensión caprichosa

Faltaba un cuarto genio
que le dijera al tercero si lo hacía bien.
Era el más importante,
pues la magia del color necesitaba un juez.
Y así fué como nació el televidente.

-- Anuncio de Venevisión

Frotad la epidermis de un escéptico y casi siempre encontrareis debajo los nervios doloridos de un sentimental. -- Lua

En el eco de las miserias se mueve la pelambre del cadáver en descomposición de un perro al borde de la carretera, colocado ahí para no estorbar el paso de los autos. -- El Gran Mitote (El eco de las miserias)

Lo ideal sería encontrar a una persona con quien compartir vivencias, pero es maravilloso encontrar a alguien con quien compartir un sueño. -- Luna y Dragón (Comprar un Sueño)

sábado, 15 de diciembre de 2007

Cinco personajes de Animé


Por la web en estos momentos está ocurriendo un Meme (que frase tan sonsa. Siempre hay algún meme en Internet) sobre los cinco personajes favoritos en animé de los autores de los blogs. Yo me enteré por El Mundo Según JuanCPovE y no quise dejar pasar esta oportunidad por alto, así que aquí van mis 5 personajes predilectos:

Quizás un poco impulsivo, pero recordemos que es solo un niño. Es el protagonista ideal de un animé ideal (excepto, quizás, por el final). En verdad, no me esperaba que Fullmetal Alchemist fuera así: fué la sorpresa más sorpresiva desde El Quinto Elemento.

Definitivamente la novia que siempre he querido tener: elfa, cuchi, capaz... Sencillamente perfecta. Record of Lodoss Wars probablemente sea el animé más correcto que he visto de Fantasía Épica (se mueren buenos, malos y neutros. El primer malo era bueno, la segunda no es mala, y el tercero es mejor que los protagonistas. Y el prota? No es todopoderoso, sino que va subiendo de nivel en cada capítulo).

Luego de los animés que recuerdo como REALMENTE viejos (Mazinger Z, Dai Apolón, Capitán Centella...) hay unos cuantos no tan REALMENTE viejos, pero aún así antediluvianos, como Robotech, Galáctico, el Gladiador, el Vengador, Super-Magnetrón... Y Cobra. Este es el personaje preferido de muchos de mi generación, y con razón (quiero implantarme una psico-arma). Al que no haya visto la serie, se la puedo quemar.

Mi preferido de las chicas de CLAMP, así como el de muchas otras personas. Esta cuchitura de animé narra las peripecias de una niña muy particular, en su lucha por atrapar las cartas Clow. Contar la historia solo la desmerecería, así que véanla, y pierdan neuronas riendo con "Touya, Tomoyo, Yukito, Toyota... Faltó Mitsubishi!".


A pesar de su abrupto final (que siempre ha dado de qué hablar), este animé de Fantasía Épica es excelente. Guts es el guerrero berseker ideal, y el resto de la Banda del Halcón arman un buen party. La trama es original y está muy bien contada.


Por ahí hay unos cuantos más que trataron, pero creo que no llegaron: Mayor Motoko Kusanagi, de Ghost in the Shell. Unos cuantos de Escaflowne (gatas! hmmm...), El Gladiador (el robot! cuenta como personaje?).

Bueno, pues ahí tienen a mis favoritos. Ninguno de Evangelion (ya pueden venir y golpearme, si se atreven!), ninguno de Dragon Ball (nunca me decido entre Piccolo y Vegeta), ningún Caballero del Zodíaco (odio a Seiya, y no me decido entre Shiryu e Hyoga)... Pero casi todos de animés muy conocidos. Qué les puedo decir? Soy muy comercial...

Bueno, lectores, imítenme y avísenme (como a mis memeros conocidos les gusta el animé, pues ya se quejarán de que es culpa mía que estén escribiendo). Y los personajes que haya dejado en el tintero, que me disculpen. Besos...


Para obtener, algo de igual valor se debe perder. Esta es la Ley de la Equivalencia de Intercambio de la Alquimia. -- Alphonse Elric (Fullmetal Alchemist)

Crecer no necesariamente significa dejar de lado las cosas de niño. -- Something Positive (2005-09-28)

Echen paja! No quiero moriiiiiir! -- Cobra.

viernes, 14 de diciembre de 2007

¿Cómo sería todo?


Cada día al salir del trabajo, en lugar de ir a la entrada más cercana del subterráneo (del Metro, como le conocemos en Caracas) me gusta caminar a la siguiente estación, o a la siguiente a esa, sólo para tener algo de tiempo para mí. No es que no disfrute del tiempo de la gente que me rodea, pero a veces uno sólo quiere estar consigo mismo, y entre tu pareja, tus amigos, tus compañeros de trabajo, las prisas, los apuros y los problemas, sencillamente no te da chance de pararte un momento a escuchar la música que te rodea.

Durante estas caminatas, mientras veo el cielo cambiar de azul a rosado a negro (o lo veo negro de una vez. A veces el trabajo no lo suelta a uno tan pronto como se desearía) pienso en muchas cosas. Pienso en la vida. Pienso en la gente. Pienso en tonterías. Y muchas veces pienso en cómo sería todo. La caminata me da suficiente tiempo para pensar, para preguntarme, y para arrepentirme. Y los pensamientos y las preguntas me ayudan a no aburrirme en la caminata, y a curar un poco mi alma.

¿Cómo podría haber sido diferente mi vida? ¿Qué habría pasado si hubiera elegido otra universidad, otra carrera, otro grupo de posibles amistades? ¿Qué hubiera pasado si hubiera admitido mis sentimientos antes?

A veces pienso que todo pasa por una razón. Que sólo somos fichas en un tablero. Pero otras veces pienso que esta manera de pensar es estúpida y fatalista, y que sólo me viene a la mente tratando de que me arrepienta menos.

No creo tener remordimientos de nada de lo que ha pasado en mi vida, aunque creo que sí los tengo de varias de las cosas que no llegaron a pasar, sobre todo aquellas que ahora no es probable que ocurran.

¿Nos habríamos mantenido juntos? ¿Todo habría funcionado? ¿Nos habríamos dicho que nos amábamos?

¿Por qué no te lo dije antes? ¿Por qué nunca me lo dijiste?

No sé si lo sabía, o si tú lo sabías... O si siempre lo supimos. O cuánto. Supongo que es culpa de los dos por no compartir nuestros sentimientos, aunque creo que de alguna forma sabíamos qué sentía el otro.

¿Qué debemos hacer para que las cosas que queremos se mantengan con nosotros? Es una respuesta que no tengo. Y la respuesta de "disfrutar lo que tenemos mientras lo tengamos; decirle a la gente cuánto la amamos antes de que sea tarde; avanzar en la vida hasta que queramos, pero sin olvidar crecer como persona", a veces me suena simplemente estúpida.

Quizás las cosas ocurran para mejor. Quizás nuestras vidas, tal y como son hoy, son la mejor salida que uno puede desear. Pero somos humanos, y no podemos (al menos yo no) dejar de pensar en cómo sería todo, ni dejar de arrepentirnos, aunque todo esté bien.

Quizás nunca lo sepamos.

Hay tantas cosas que salen de nuestras vidas... Algunas de ellas, ni lo notamos. ¿Han echado de menos a sus compañeros de preparatoria? ¿Se acuerdan de los nombres de todos ellos? ¿De sus sueños? Otras, nos duelen en el alma para, quizás, toda la vida. Y seguramente ninguna se tome el tiempo de despedirse de nosotros, de decirnos lo que quieren decirnos, que quizás sea lo mismo que queremos escuchar, y quizás cambie todo.

Al contrario, tienen la mala costumbre de hacerlo cuando ya es muy tarde. Y lo malo es que, aún cuando "muy tarde" es otra frase que me suena sencillamente estúpida, eso no la hace menos verdadera o dolorosa.

Cuando las cosas vienen a despedirse, o a pedir que no las dejemos despedirse, siempre lamentamos que no hayan venido antes. Antes de que nos olvidáramos de ellas. Antes de que creciéramos. Antes de que consiguiéramos otra pareja. Antes de que construyéramos un muro de emociones para protegernos. Antes de que nos fuéramos.

Creo que lo peor sobre preguntarse cómo sería todo es que nunca obtienes respuesta.

Algunas veces desearía que fuéramos amigos. Saber qué ha pasado contigo. ¿Serás feliz? ¿Regresarás? ¿Te irá bien? ¿Me habrás olvidado? ¿Pensarás en mí?

A veces, la salida más fácil, o la única, es que deje de importarte. Y tratas de que no te importe, aún cuando sabes que eso es imposible, pero es que tenemos que seguir con nuestras vidas, ¿no?

Me limpio las lágrimas que se han escapado, como acostumbran a hacer a veces, y entro en la estación que me lleva al Metro que me lleva a mi casa que contiene a mi gente. Gente que no acepta que haya una parte de mi pasado que nunca dejaré ir (como si pudiera o quisiera hacerlo), que una (¿pequeña?) parte de mi corazón siempre pertenecerá a alguien más, a algo más, a otro lugar, a otro tiempo. Beso los labios que me esperan y sonrío al pensar en la suerte que tengo de haberlos encontrado.

Esta es mi vida ahora, esta es mi gente, mi lugar y mi tiempo, y estoy feliz con ello.

Es sólo que a veces me pregunto cómo sería todo si...


(Publicado originalmente en OcioJoven el 05 de Mayo de 2005).

Algo que leí me puso de ánimos para escribir esto. Disfruten del desahogo. O mejor aún, súfranlo conmigo. -- Gorka

Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar. -- Bertrand Arthur William

Y mi amor quedó atrás,
a unos cuantos kilómetros de este lugar.
Tiempo, dame un chance más, déjame regresar,
quiero volver a empezar.
--
Aditus (Tiempo)

martes, 11 de diciembre de 2007

Cuaimas en las Escaleras


Ya regresé a Venezuela, a la rutina, a lo conocido, al día a día. Pero no había regresado a Las Tierras Oscuras. Y me parece apropiado volver aquí hablando de algo típico del país, aclarando una duda que surgió en una de esas sabrosas conversas con Belkys.

Qué es una cuaima?

Desconozco qué tanto se use el vocablo fuera de Venezuela, pero aquí es un clásico de uso diario. Comencemos desde el principio: si le hacemos caso al Diccionario de la Lengua Española, tenemos la siguiente definición:

cuaima.
(De or. chaima).
1. f. Serpiente muy ágil y venenosa, negra por el lomo y blanquecina por el vientre, que abunda en la región oriental de Venezuela.
2. f. coloq. Ven. Persona muy lista, peligrosa y cruel.

Cuaima. Literalmente, culebra. Por extensión, uso, y derecho propio, con esa palabra definimos a las mujeres que son... que son... bueno, que son cuaimas.

Pero, qué es una cuaima?

Se me dificulta dar una idea del tamaño de esa palabra para que nuestros lectores internacionales puedan comprendernos a cabalidad. El término en inglés que creo que es adecuado es "shrew", usado por Shakespeare para su "Taming of the Shrew" (traducida al español como "La fierecilla domada" o "La doma de la bravía"), fuente de la más actualizada "10 cosas que odio de tí". Sin embargo, comparto la opinión de que "fiera", "bravía" o cualquier otro epíteto que se les ocurra no reflejan fielmente el sentir que expresamos al usar la palabra cuaima.

Y, si quieren un ejemplo, baste decir que la mitología reconoce en Hera, esposa de Zeus, a la primera cuaima de la que tenga memoria la humanidad y la divinidad.

Pero bueno, qué es una cuaima?

Para algunos (bueno, algunas) es un insulto. Para otras, motivo de orgullo. Para los hombres, es otra forma de decir "mujer" (porque no creo que haya venezolano que no esté claro en que mujer que no es cuaima, no es mujer). Cito a una experta en el tema: "Sería una tarea inútil negarlo. Todas, absolutamente todas las féminas somos cuaimas en diferentes tonos".

Pero en fin, qué es una cuaima?

Una cuaima (y perdónenme que diga "una", pero si bien los hombres podemos ser cuaimos, normalmente el vocablo se usa dirigido a mujeres. Y, por broma, por joder, o por claridad, así lo usaremos aquí) es una mujer (vieron que sale natural?) que cumple con ciertas características. Cuáles son dichas características? Citaré a De Cualquier Vaina, que en mi opinión lo expresó de forma clara, completa y contundente:

Para mi es una persona con un carácter fuerte, a la que le gusta tener el control, imponer su visión y, por sobre todo, crear temor en el cuaimiado. Ya lo decía Maquiavelo: "no quiero que me amen sino que me teman".

Quedó claro qué es una cuaima?

Cuaima es aquella mujer de carácter, cuatriboleada, que se impone, que no se amilana, que decide comerse la vida y a aquellos que tratan de decirle cómo vivirla, que no depende de un hombre -quizás hasta lo somete-, que es independiente, que es luchadora, que decide vivir la vida y no dejar que la vivan a ella, que puede con una casa, un hijo, un trabajo...

Pero es bueno o malo ser una cuaima?

Como todas las palabras, depende de quién la dijo, quién la escuchó, y cuál fué su finalidad. Normalmente se usa con valor negativo, degradante, ridiculizante o al menos cómico, tratando de referirse a las mujeres como sometedoras de hombres, devoradoras de novelas, dictadoras que solo buscan atormentar y amargar la vida del esmerado y resignado individuo que tuvo la mala suerte de cruzarse en su camino.

Sin embargo, para algunas minorías ser cuaima es motivo de orgullo, pues una mujer cuaima es una mujer que no se deja pisar, que se impone a la sociedad machista en la que vivimos, que es emprendedora. Cualquier mujer cuaima sin duda es una heroína de todas las féminas que, por motivos personales, sociales o culturales, no hayan podido vivir su vida a plenitud, tal y como ellas lo hayan decidido.

Otro motivo para reflexionar sobre lo que jamás podrá ser vivido nunca...

Y tú, estás orgullosa de ser cuaima?

Cuaimas (y cuaimos), disfruten su condición. Enorgullézcanse de que alguien les diga que son capaces e independientes, echadas pa'lante, dignas de vivir -no sobrevivir- su vida. En verdad las felicito.

Recuerden que la lástima es gratuita, pero la envidia hay que ganarla...


Mujer que no jode es hombre. -- Dicho popular venezolano

Ahora no te la doy hasta que no caiga Chávez. -- Manual de la perfecta cuaima escuálida

martes, 27 de noviembre de 2007

Inverloch

Hace rato que no añado ningún escrito "profundo" a Las Tierras Oscuras. No es falta de ideas, no es falta de ganas, pero creo que no he tenido la disposición... No he estado "in the mood". No desesperen, que pronto regreso.

Pero no hoy.

Hoy lo que quiero es compartir con ustedes un web cómic de fantasía que acabo de terminar de leer. Su nombre es Inverloch.

Fueron 764 páginas (y algunos extras) llenas de una historia simple pero interesante, con unos personajes entrañables (otra elfa de la que me enamoro perdídamente) y unos dibujos excelentes. Me las leí de 2 o 3 sentadas... Sencillamente, no podía despegarme.

Y dado que tengo Blog, qué mejor forma de compartir esta joya con ustedes? Igual, las 3 o 4 personas a las que se lo iba a mandar son los únicos valientes que me leen, asi que...

Inverloch está escrito en inglés, puesto que su escritora es Australiana, pero algunos fans están traduciéndolo al español. Al momento de escribir esto iban por la página 586, y no sé cuánto tarde en publicar el resto... Pero al menos hay esperanzas!

El web cómic ya está terminado, por lo que no sufrirán esperando a que su autora, Sarah Ellerton, publique (sufrirán es cuando se les termine). Luego pueden seguir revisando The Seraph Inn para ver sus otras obras, entre ellas The Phoenix Requiem (que no he leido porque está cortico. No me gusta esperar tanto. Ya veremos), o revisar los cómics que la propia autora lee (o los que tengo en mi lista de cómics, en el menú).

Espero lo disfruten tanto como yo lo disfruté. Y si alguno se anima a grabarlo, porfa pásemelo (se puede bajar gratis de Wowio, pero solo desde los Estados Unidos. Anímate, y así ayudas a la autora).

Damn... Ya me dieron ganas de nuevo de jugar Calabozos y Dragones...


Vive tus sueños porque no duran eternamente...

La soledad es estar rodeado de gente y pensar en la gente que falta.

Este lugar [El cementerio de los libros olvidados] es un misterio, Daniel, es un santuario. Cada libro, cada uno que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se hace fuerte. Hace ya muchos años, cuando mi padre me trajo por primera vez aquí, este lugar ya era viejo. Quizá tan viejo como la misma ciudad. Nadie sabe a ciencia cierta desde cuándo existe, o quiénes lo crearon. Te diré lo que mi padre me dijo a mí. Cuando una biblioteca desaparece, cuando una librería cierra sus puertas, cuando un libro se pierde en el olvido, los que conocemos este lugar, los guardianes, nos aseguramos de que llegue aquí. En este lugar, los libros que ya nadie recuerda, los libros que se han perdido en el tiempo viven para siempre, esperando llegar algún día a las manos de un nuevo lector, de un nuevo espíritu. En la tienda nosotros los vendemos y los compramos, pero en realidad los libros no tienen dueño. Cada libro que ves aquí ha sido el mejor amigo de alguien. Ahora sólo nos tienen a nosotros, Daniel. -- Carlos Ruiz Zafón (La sombra del viento, pp. 9-10)

Sin oscuridad no habría sueños.



lunes, 26 de noviembre de 2007

Subterrâneo


Bueno, pues ya maté el antojo...

Los domingos en Itaim-Bibi (creo que así se llama la zona donde estoy) no abre nada. En serio, nada. NADA. Cero, vacío, null. Creo que sólo vi un local abierto, pero a lo mejor fué una alucinación debida a la cantidad estratosférica de picanha que me comí el sábado.

Ergo, el Subway también estaba cerrado.

Pero hoy me vengué.

El local es igualito a los de Venezuela, hasta del mismo color, quizás un pelo más amarillo. Apenas llego, como me ve dudar, la chica que me atiende me dió un menucito con las opciones. Bastante práctico, aunque me provocó decirle "Mija, yo sé qué voy a pedir, lo que no sé es cómo perdírtelo".

Comencemos por el pan: El Integral y el Avena Dulce son uno sólo. GRAN concepto. Punto para Brasil.

El queso? Tienen tres variedades de queso en lonjas, pero no ví ricotta. Empate técnico.

Sabores? Creo que tienen más variedades que nosotros: 17. Aunque a lo mejor en Caracas hay más opciones que las básicas del menú, el punto es para Brasil. Si les da nota saberlo, el Club es el número 9.

Vegetales: No hay mucho invento aquí, aunque algunos son de otra variedad que los de allá. No tienen alfalfa, y las aceitunas son muy fuertes para mi gusto (son de esas que son como marrones), así que el gol es de Venezuela. Y, para los que tengan dudas, fue fácil pedirlos: "Tudo............. Isso não. Obrigado".

Salsas: Más o menos las mismas. El equivalente a la Aciago-César (Parmesão) sí sabe (burda! si hasta yo lo noté...) a queso. Pero como pedí Cebolla Dulce (Cebola & Mel) y me pusieron Mostaza Dulce (Mostarda & Mel), y además no probé las demás salsas, pues decreto un empate técnico.

Aderezos: Los mismos, excepto que hay dos pimientas (do reino y calabresa). No estaba preparado para eso, así que no sé cuál le echaron. Empate técnico, pues una pimienta no hace la diferencia.

Lo demás, normal. Pedí un refresco normal en vez del pequeño, no fuera que se asustaran por lo que iba a tomar y comenzaran a hablar verdades de los venezolanos. Aunque he de acotar que en el refill no hay Té, así que aquí hay otro punto para Venezuela.

El ticketcito no me lo dieron hasta que lo pedí, y entonces lo pegaron de una al cartoncito... No es suficiente para darle un punto a uno o a otro, pero me pareció raro, como para nombrarlo.

Resultado? Empate Venezuela 2 - Brasil 2. Al parecer, la franquicia logra que las diferencias no sean tan notorias. Y bueno, comí tranquilito, aunque rápido. Conclusiones? Fué cómico estar en un ambiente tan conocido y tan desconocido al mismo tiempo...


Verdad! Justicia! PIZZA! -- Teen Titans

Yo también era de esas personas que ahora odio. -- Lua

Aprender es lo correcto, aunque sea del enemigo. -- Ovidio

No esperes que lleguen las circunstancias ideales ni la mejor ocasion para actuar, porque tal vez no lleguen nunca...

Quién dijo miedo? -- Gorka

sábado, 24 de noviembre de 2007

Usa protector solar


Les comparto un escrito que no es original mío, y que llegó a mis manos (formato video) gracias al corazón de una amiga (gracias, Virginia!). Creo -no estoy seguro- que su título original es Everyone's Free (To Wear Sunscreen) -Todo el mundo es libre (de usar protector solar)- y que su autor es Baz Luhrmann.


Damas y caballeros de la clase del '99. Usen protector solar.

Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro, sería este: Usen protector solar.

Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del protector solar, mientras que los consejos que les voy a dar no tienen ninguna base confiable y se basan únicamente en mi propia experiencia...

He aquí mis consejos:

Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud. No me hagas caso. Nunca entenderás la fuerza y belleza de tu juventud hasta que se te haya marchitado. Pero, créeme, dentro de 20 años cuando en fotos te veas a tí mismo comprenderás, de una forma que no puedes comprender ahora, cuántas posibilidades tenías ante ti y lo guapo que eras en realidad. No estás tan gordo como te imaginas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de álgebra masticando chicle. Lo que sí es cierto, es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente, de esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera.

Todos los días haz algo a lo que le temas. Canta. No juegues con los sentimientos de los demás. No toleres que la gente juegue con los tuyos. Relájate. No pierdas el tiempo sintiendo celos. A veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y al final solo compites contra tí mismo.

Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos (pero si consigues hacerlo, dime cómo). Guarda tus cartas de amor. Tira los viejos extractos bancarios. Estírate. No te sientas culpable si no sabes muy bien qué quieres de la vida. Las personas más interesantes que he conocido no sabían que hacer con su vida cuando tenían 22 años. Es más, algunas de las personas más interesantes que conozco tampoco lo sabían a los 40.

Toma mucho calcio. Cuida tus rodillas... sentirás la falta que te hacen cuando te fallen. Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los 40. Quizás bailes el vals en tu 75º aniversario de bodas. Hagas lo que hagas, no te enorgullezcas ni te critiques demasiado. Siempre optarás por una cosa u otra, como todos los demás.

Disfruta tu cuerpo. Aprovéchalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes de lo que piensen los demás, porque es el mejor instrumento que tendrás jamás. Baila, aunque tengas que hacerlo en la sala de tu casa. Lee las instrucciones aunque no las sigas. No leas revistas de belleza, para lo único que sirven es para hacerte sentir feo.

Aprende a entender a tus padres. Será tarde cuando ellos ya no estén. Llévate bien con tus hermanos, son el mejor vínculo con tu pasado y probablemente serán ellos los que te acompañarán en el futuro.

Entiende que los amigos vienen y se van, pero hay un puñado de ellos que debes conservar con mucho cariño. Esfuérzate en no desvincularte de algunos lugares y costumbres, porque cuanto más pase el tiempo, más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven.

Vive en una ciudad alguna vez, pero múdate antes de que te endurezcas. Vive en el campo alguna vez, pero múdate antes de que te ablandes. Viaja. Acepta algunas verdades ineludibles: los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán, y tú también te envejecerás... y cuando seas viejo añorarás los tiempos cuando eras joven. Los precios eran razonables, los políticos eran honestos y los niños respetaban a los mayores.

Respeta a los mayores. No esperes que nadie te mantenga, pues tal vez recibas una herencia, tal vez te cases con alguien rico... pero nunca sabrás cuánto durará. No te hagas demasiadas cosas en el pelo, porque cuando tengas 40 años parecerá el de alguien de 85.

Sé cauto con los consejos que recibes y ten paciencia con quienes te los dan. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una forma de sacar el pasado de la caneca de la basura, limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo, dándole más valor del que tiene.

Pero hazme caso en lo del protector solar.


Hermano y hermana
juntos lo lograremos.
Algun día un espíritu vendrá
y te llevará hasta el final.
Yo sé que te han hecho daño
pero yo estaré ahí esperándote,
y estaré ahí solo para ayudarte
cada vez que pueda hacerlo.

Todos somos libres...!

viernes, 23 de noviembre de 2007

Un paseo hacia ningún lugar


Viernes. Seis y media de la tarde, hora Sao Paulo.

La oficina se vacía. Termino la prueba que estoy haciendo, y decido que no seré yo quien se quede aquí para cerrar. Para eso, Caracas.

Salgo de la oficina a buscar mi cena. Por costos operativos, y circunferencias barrigales, he tratado de evitar los muchos, muy baratos y muy buenos sitios de comida que hay aquí. Mis cenas estos días casi siempre han sido un par de manzanas, pero hoy la cambio y añado un yogurt de fresa al menú.

Camino hacia el hotel, entro, y decido que hoy no quiero sentarme de una vez en este cuarto de hotel, solo. Eso me llama, y siempre puedo chatear o resolver algún otro muerto en el código (recuerden que en verdad me gusta programar)... Pero decido que, siendo la fecha que es, no me quedaré aquí sentado. Saldré a dar un paseo hacia ningún lugar.

Dejo la laptop en el mueble, y así como entré, salgo. Cual Samsagaz, me doy cuenta de que no tengo idea a donde me llevarán mis pies, una vez puestos en marcha...

Bien. Esa es justo la idea.

Comienzo a caminar tratando ligeramente de enfilar hacia la avenida 9 de Julio, por un encargo que me hicieron. Recorro la avenida Brigadeiro Faria Lima, pero en algún momento me paso de mi destino. Bien, mejor. Sigo caminando, disfrutando del frescor de la tarde, de la gente, de los sueños que coloco en esa gente, de los sitios conocidos -que no recordaba recordar-, de los sitios desconocidos... Disfrutando de todo.

Camino y camino, aún mucho tiempo luego de dejar atrás el centro comercial Iguatemi, hasta caer de nuevo en terreno desconocido. Paso por una tienda de computación y pienso en comprar la cámara que no pude comprar en Caracas, para que me vean allá; sería rico que me contaran qué carita pone Asier al verme... Pero igual yo seguiré sin poder verlos a ellos, así que el negocio no es tan redondo. Termina de decidirme el no comprarla debido a una cuenta sobre manzanas (las manzanas del principio, de la cena, que aún no he comido) que saqué temprano en el día.

La quieren escuchar?

Cada manzana sale a 1.3r$ (r$ se escribe "reais", se pronuncia como "riais", y vendría significando "reales"). A grosso modo, podemos pensar en 1r$ como en mil bolívares, poco más. En Caracas son 3 o 4 manzanas por 5.000, así que no hay realmente tanta diferencia. Pero debido al maravilloso control de cambio, y dado que 1r$ es más o menos 0.6 dólares, eso quiere decir que cada manzana me sale como en 0.8$. O sea, como en cinco mil bolos.

Adorable, verdad?

De ahí que no compre ni un refresco. Gracias a Dios que se consigue agua barata, o no sé cómo estaría viviendo...

Cuando el momento llega, decido bajar por una paralela a la Faria Lima, una callecita despoblada de gente y carros, pero llena de casas hermosas cubiertas de verde. Les juro que ante esa vista uno no puede decidir si reir o llorar.

Reir, porque te das cuenta que existen lugares hermosos para vivir en plena civilización, en plena mitad de Sao Paulo. Piensas en lo que sería llegar cada noche a esa casa, que tus hijos crecieran en ella, dormir en una cama dentro de ella, despertar el día de Navidad y abrir regalos en la sala de la planta baja... En verdad que es el único momento del viaje en el que me he arrepentido de no haber traído cámara.

Llorar, porque la realidad te aplasta, y te das cuenta de que debes cambiar de dirección tu vida si quieres una casa así. No habrá ahorro de una vida de trabajo que haga que la puedas comprar. Métete a la ilegalidad, o a actor, o mejor aún, esfuérzate más con el Blog para que agarres experiencia, estilo, calidad y publicidad, y te hagas rico escribiendo libros.

Mientras cavilo cómo matar a alguno de los dueños de una de esas preciosidades, me doy cuenta que la mayoría no tienen luz en las ventanas, a pesar de lo avanzado de la hora. Son casas vacías, en venta o alquiler ("aluga-se"), recuerdos de un mundo en otra época, cuando se podía comprar y mantener una casa que hoy en día es inmantenible.

Tendré que vender muchos libros para comprarla y mantenerla...

En este punto pasa lo más cómico de todo el camino, por partida doble. Un carro se para a mi lado, y el copiloto (conduce una chica. Hacen buena pareja) me pregunta una dirección. Como reflejo, se imaginarán qué le contesté... "Eu não falo português!" ("Yo no hablo portugués!"). Pobre hombre. Tanta gente, y le pregunta al que no habla su idioma, al que no es de la ciudad.

El segundo punto cómico? Que lo que me dijo que quedó zumbando en los oídos. Le pido que me lo repita, y resulta que sí sé dónde queda esa calle! Por mi mapa mental, es la paralela a esta en la que estoy! Así que yo, el de otro país, el de otro idioma, guié a un brasilero en Brasil.

Sigo bajando por esa calle, Doctor "algo", cruzo a la rua Mariana Correia, y eventualmente regreso a la civilización, cruzando por la Av. Europa (y algunos de sus "paises") hasta llegar a la rua Turquía. En ese momento al fin llego a mi destino original: he dado la vuelta hasta llegar a la 9 de Julio.

En lugar de seguir por donde debo, cruzo hacia otro lado. Normalmente soy muy ubicado espacialmente, y durante este paseo al parecer he decidido perderme: cuando decido por dónde tendría que ir, elijo cualquier otro de los caminos. Me esfuerzo y me esfuerzo, hasta que al fin, al parecer, en verdad no se dónde estoy. Ni siquiera tengo el sol, para ubicarme con los puntos cardinales...

En esta era moderna, uno nunca siente miedo. Si en verdad estoy perdido, llamaré un taxi y que me lleve al hotel.

Pero me niego. Caminemos. Que los pies decidan.

Avanzo y avanzo. Camino. Ando y desando. Y de repente, sin haber reconocido donde estoy, sin haber visto nada particular, siento que he llegado a algún lado.

Búrlense.

Creo que hay dos Subways en todo Sao Paulo, y encontré uno de ellos, en la rua Bandeira Paulista (309). Este fin de semana creo que mis almuerzos están cubiertos: un día en el Sub, y el otro en Montana Grill. Me niego a sacar la cuenta de cuanto me costará.

Lo que aún no decido es cuándo iré al rodízio de Pizza 510. Son muchas calorías, y creo que un all-you-can-eat o un rodízio no son tan divertidos cuando estás solo...

Mis pasos atraviesan la rua Dr. Renato P. de Barros y me llevan por delante del Café Paulista. Si me hubiera sentado en un café, hubiera sido en ese, amigo, pero no estabas tú. Aún así, me detengo a escuchar una canción en portugués, que creo que es en inglés en original; me aprendo el ritmo para tararearlo y preguntar, aún sabiendo que bastarán unos minutos para que no lo recuerde.

Y así es...

Camino por la rua Pedroso Alvarenga hasta perderme más aún, y me salgo de esa conocidísima avenida (que toco cada día. Estoy en la línea correcta, pero hacia qué lado?). Subo, bajo, y llego hasta un cartel que dice Brooklyn. Tan lejos llegué? Pensé que estaba en Brasil!

Paso frente a un cine, me asomo a ver qué hay, y decido no entrar. No hoy, igual que hoy no hubiera salido de copas con los de la oficina. No lo sé... Quizás no sea la forma de pasar la fecha.

Ya sin saber conscientemente mi ubicación, me tropiezo con la Saraiva, una gran librería en la rua Joaquim Floriano. Adentro veo muchas películas que hubiera comprado, si el cambio no me doliera tanto (incluso la primera temporada de Louise & Clark en 100r$, pero no se si a Lui le sirvan los subtítulos). Lo que sí veo que puedo comprar es el nuevo disco de Britney, Blackout. Si no entendi mal, vale 25r$. Al cambio legal, serian como 25mil bolívares... Pero al cambio REAL serian como 15$, o sea, como 90mil bolos.

Bueno, cada almuerzo me sale entre 20r$ y 30r$, así que no hay por qué llorar: el disco es casi un almuerzo. Si Javi no lo ha comprado, vendré de vuelta.

(Casi 100mil bolos cada almuerzo. Dios, me va a dar algo. Superman, destruye el control de cambio, te lo suplico!).

Sigo caminando sin rumbo un poco más, hasta que algo me dice que ya basta. Está oscuro, bastante fresco, y la caminata ha sido agradable, pero ya ha durado bastante. Me detengo un momento a orientarme, y comienzo a andar.

En cinco minutos estoy de vuelta en la Pedroso Alvarenga. Llego hasta la João Cachoeira (Itaim Bibi), y de ahí al hotel. Diez minutos me tardé en regresar de un camino de casi tres horas. Aún no sé dónde he de ir al encargo, y no estoy seguro de que mañana pudiera llegar a los sitios que me llamaron la atención (el Subway, la librería) sin hacer de nuevo todo el camino... Pero no importa. Si hay que recorrerlo de nuevo, se hará. Aunque sea con Google Maps. Aunque ya Javi me dijo que se compró el CD.

En fin...

Subo al hotel, me desvisto, y comienzo a escribir. Pasaré el resto de la noche escribiendo este diario, cenando manzanas con la mega-navaja que Lui me empaquetó y que al principio pensé que era espacio perdido, y leyendo Eso, que está en plena acción.

Feliz Quinto Aniversario, bella...


Un paseo
Hacia ningún lugar
Damos un rodeo
Y entramos en un bar

-- Estopa (Paseo)

Me gustaría saber en qué tipo de historia estamos. -- Samsagaz Gamyi

No todo el que deambula está perdido. -- J.R.R Tolkien (The Fellowship of the Ring)

martes, 20 de noviembre de 2007

SysCorp


Sandra salió de la ducha chorreando agua. Su rojizo cabello -en secreto, su mayor orgullo- salpicaba gotas sobre el piso mientras ella caminaba lentamente hacia su bolso.

Se sentó, aún desnuda, en uno de los bancos frente a su casillero, y comenzó a sacar de su bolso la ropa que se pondría. Ya no habría más sesiones por hoy, y el Jefe les había dado la tarde libre (cosa rara), así que no tenía que vestir de uniforme.

Mientras se ponía sus braguitas (sus pantaletas, pero le gustaba llamarlas así) miró a los que aún estaban en las duchas: Veronique, la francesita, con su cabello rubio larguísimo cayendo por su cintura, sus pechos pequeños y su sonrisa cálida; en la ducha a su derecha, Frankie, el payaso, el de la risa fácil y la broma siempre lista (y el pene atractivo, pensó Sandra con una sonrisa); Bubba, con su sobrepeso y su timidez siempre -menos hoy- a la vista de todos... Daniel y Adriana aún estaban en el Tanque. Había pasado tanto tiempo junto a todos, que ya ni pena sentía de estar desnuda ante ellos. Eran colegas, hermanos, compañeros de aventuras (a veces amantes, ok, lo aceptaba). Quizás todos se habían salvado la vida uno al otro al menos una vez...

Terminó de subirse su mono deportivo (azul, con el logo de SysCorp) viendo hacia los otros bancos. Allá estaba el nuevo (cómo era su nombre... Adolfo? Alfredo? Siempre llegaba tarde a las presentaciones de los nuevos...) y Domingo. Domingo siempre estaba allí. Salía del Tanque, y de las duchas, antes que los demás. Se vestía y se iba, y casi nunca compartía sus ratos libres con el resto del equipo. Sandra sabía muy poco -casi nada, en realidad- de su vida fuera de SysCorp, y por lo que había oído, ni sus navegantes habían llegado a conocerlo realmente, en el poco tiempo que habían estado con él...

Sí, Domingo siempre estaba allí... Y Sandra tenía que agradecerle por eso. Pero él ya había terminado, y estaba saliendo de los baños...

Se pasó, pensativa, su top deportivo blanco por la cabeza, se hizo una cola en el cabello aún húmedo, y tras pensarlo, guardó la chaqueta del mono (azul, con el logo de SysCorp) en su bolso, y este en su casillero. El día era soleado: disfrutaría pasear hasta su apartamento.

Llevaba cuatro años trabajando en SysCorp. Cuatro interesantes, a veces -como hoy- peligrosos, pocas veces aburridos, años. Desde que se graduó ("con honores" hubiera añadido con tono orgulloso su madre) fue contactada por el Gobierno para que se uniera a ellos como una Nadadora. Sandra sencillamente no caía en sí de gozo: el Gobierno se la pasaba evitando que la gente navegara, pero a ella la contrataban para eso!

Fue a los cursos, a las presentaciones, a las entrevistas... Todo parecía ir a pedir de boca. Sin embargo, la vida giró en otra dirección... Gracias a Dios.

Unos días antes de aceptar la oferta, otro grupo se le acercó. Su representante le mostró su tarjeta, y ella sintió cómo sus colores abandonadan su rostro. La tarjeta solo tenía una palabra escrita.

SysCorp.

Sandra se olvidó imediatamente del Gobierno.

* * *

Normalmente los llamaban Hackers, aunque eso no era exactamente lo que eran. Networkers, a veces, aunque tampoco aplicaba. Quizás el término más correcto sería simplemente Programadores. Neo-Programadores, si queremos diferenciarlos de los que ejercen -aún hoy- la programación clásica.

Nadie sabe exactamente de donde surgió la idea (aunque en un mundo en el que los humanos han logrado comer incluso animales venenosos, como la Langosta y el Pez Globo, todo es posible), pero revolucionó el mundo. Fué un salto tecnológico diez mil veces mayor que la Internet ("Intelné", como la llamaban en su viejo barrio).

Según los registros, la idea inicial fué copiada del Teremin, un instrumento musical que se tocaba sin ser tocado: el artista movía sus manos, y el Teremin interpretaba sus movimientos como música -algo así como la forma en la que Metalhead hacía música en el cómic de los X-Men 2099- y creaba los sonidos apropiados. Era como crear música bailando.

En algún momento del desarrollo de la tecnología se probaron otras ideas: guantes y hologramas, como en Sentencia Previa; cables directos al cerebro; un traje que pasara todos los movimientos del cuerpo a las computadoras... Pero al final se impuso -como ya deben saber- el diseño que conocemos hoy en día: el modelo de Respiración Líquida.

Una explicación larga? Es un líquido compuesto de fluorocarbonos, altamente oxigenado, que al ser insuflado en los pulmones permite que el individuo pueda respirarlo sin sufrir ahogamiento u otros efectos por la falta de oxígeno. Una explicación corta? Es un líquido rosado dentro del cual puedes respirar.

La Respiración Líquida es una realidad desde hace muchos años, aunque su aplicación comercial no había sido totalmente explotada. Se hicieron intentos para usarlo en la medicina, en la exploración submarina o en la espacial. Pero al final su mayor importancia vino de manos de la exploración de un espacio creado por el ser humano: la Red.

Se descubrió que ciertas composiciones particulares del fluorocarbono transmitían vibraciones e impulsos eléctricos a mayor velocidad que la mayoría de los cables más usados, con un precio aún manejable (los enlaces neuronales que han probado en estos últimos años aún tienen precios prohibitivos). Los mayores problemas que tienen el fluorocarbono es que, primero, debe mantenerse tan puro como se pueda, lo que se arregla con una instalación apropiada -el Tanque- que limpie las impurezas del fluido cada cierto tiempo, sin variar su composición química. Segundo, que no todos pueden aprovecharlo de la misma forma.

Hay gente que se cansa al respirar algo más denso que el aire. Hay quien sufre de ataques de claustrofobia (o será hidrofobia?). Hay quien no tiene habilidad para programar (como el 90% de la población). Hay quien no es lo bastante hábil (como el 90% de los programadores). Por unas u otras razones, muy pocas personas sirven para nadar -programar- en el Tanque.

Yo soy una de ellas. Soy una Nadadora. Una de las mejores, según dicen. Por eso estoy en SysCorp.

* * *

Si los Nadadores son los que ponen la mente y el cuerpo a trabajar, los Navegantes son los que nos mantienen seguros y nos dan la información que necesitamos.

Lo normal -lo legal- es que por cada Nadador que entre al Tanque haya un Navegante apoyándolo y vigilándolo. Lo normal -lo común- es que siempre sea el mismo. Un Navegante que logre buena sincronización con su Nadador (o viceversa) puede duplicar su rendimiento. Y cuando hablamos de buenos Nadadores, eso es mucho.

Si el Nadador es el cantante, el Navegante es quien compone. Si el Nadador es el jugador, el Navegante es el narrador. El Nadador puede nadar solo, pero eso sería peligroso, y quizás solo rendiría la mitad de lo posible.

Sea como sea, algunos servimos para nadar, para colocarnos el traje (lo llamamos la Piel de Tiburón. Es como una segunda piel, hecha del material que menos limita la conectividad con el líquido. Siempre se me olvida su nombre) y zambullirnos al Tanque, a esa interface líquida con la Red, a programar -bailar- en la plataforma. Otros sirven para sentarse en la Cónsola y navegar, recopilar información, hacernos back-up mientras oyen mp3s en su reproductor, junto a nuestros pensamientos.

Mi Navegante es Jin, mi chino lindo, como le llamo (hace como que le molesta, pero sé que en realidad le agrada). Nos descubrimos hace tres años, y quizás formemos la mejor pareja activa en SysCorp, que ya es decir... Hemos pasado por mucho, pero nunca lo había escuchado tan asustado como hoy...

* * *

- Basta por hoy! Salgan ya, la sesión ha terminado...

La voz del Jefe nos llega hasta nuestro mundo virtual. El día ha sido largo, y todos tenemos ganas de que acabe. Poco a poco, nos vamos desconectando, volviendo a la realidad.

El primero en salir es el chico nuevo. Aún no le tengo confianza. No es por nada en particular, pues si lo contrataron, debe ser un espectacular Nadador... Pero digamos que hasta que no tenga experiencia de campo, hasta que no haya visto con mis ojos lo bueno que es, no será de mi equipo.

Lo sigue Daniel. Veo cómo su silueta se difumina dentro de su propio sobretodo. La mayoría de los Nadadores usan avatares vestidos de negro, con lentes y sobretodo. Me imagino que es culpa de Matrix, la película por la que muchos niños sueñan con meterse a esto. Es un clásico, aún hoy en día.

La última que logra salir es Adriana. Su avatar es una armadura (de colores!), quizás salida de Metroid o de Bubble Gum Crisis. Los especialistas dicen que reflejamos en nuestro avatar aquello de lo que carecemos, y en el caso de Adriana, es seguridad. Aún no entiendo cómo entra en el Tanque cada día: le teme, teme a lo que pueda ocurrirle aquí adentro, y aún así, viene a hacer su trabajo. Sé que yo no tengo un valor así, y nunca lo tendré.

La siguiente debió ser Vero, con su avatar enfundada en un traje deportivo -negro, otra más- que le queda muy bien. Pero en ese momento escuchamos el grito de auxilio de Bubba.

Vero y yo nos miramos, y en un momento nos lanzamos -con ayuda de Jin y Sarita, la Navegante de Vero- hacia donde detectamos que se generó la alarma. Llegamos a tiempo de ver la forma en la que Bubba desaparece tras ser alcanzado por los ataques de dos avatares desconocidos. Espero que Raquel haya podido sacarlo a tiempo...

No es la primera vez que nos atacan. SysCorp es conocida y envidiada, y es bastante normal que nos ataquen corporaciones enemigas queriendo demostrar que somos débiles, o apoderarse de información confidencial de nuestros clientes. Incluso es natural que tengamos que sacar al típico hackercito que quiere ver qué tan seguros somos -cómo harán? llenarán la bañera de su casa de fluorocarbono líquido?- o jugar un rato. Pero somos los mejores en lo que hacemos: hace años que no veía que nos sacaran de la Red, a no ser que fuera entre nosotros mismos. Estos chicos son buenos...

Reacciono apenas a tiempo para esquivar un ataque. Esto no es un juego o una simulación, no habrá chance de reintentarlo! "Concéntrate, Sandra!" me recrimino.

Veronique está retrocediendo, esquivando ataques de uno de los enemigos, mientras yo hago lo mismo con el otro. Lanzo algunos de mis mejores ataques, y el mal nacido ese ni siquiera los esquiva: se limita a desviarlos con un gesto de su mano... Esto no está nada bien.

Sigo atacando, sin obtener resultados, hasta que veo mi oportunidad. Escucho el grito de Jin, pero no le hago caso. Vero acaba de lanzar una andanada particularmente fuerte contra su enemigo, y creo que tengo un chance de herirlo... Aún a costa de abrir mi defensa al mío.

Mi ataque impacta en el avatar contra el que está combatiendo Vero, pero no se desintegra. Al menos, veo que lo he dañado, y volteo con dolor a recibir el impacto que sé que me espera.

En su lugar, veo la espalda del avatar de Domingo, una figura completamente negra, sin detalles, sin ropa, como una sombra. Está frente a mí, con los brazos cruzados frente a su cuerpo, recibiendo de frente el ataque que me correspondía.

Domingo es más fuerte que yo, si estuviera sola. Pero no tiene Navegante, y yo con el mío lo supero, aunque por poco. SysCorp ha tomado el riesgo de dejarlo navegar solo, hasta que consiga alguien con quien sincronice. Pero eso significa que no tiene a nadie que lo saque de la sesión si las cosas van mal.

Como ahora.

Sin pensarlo dos veces, lo empujo fuera del ataque que está recibiendo. Recibo una parte -muy pequeña- del ataque, y duele como los mil demonios. Cómo puede haberlo soportado Domingo?

No puede ni pararse del daño que ha recibido. Rápidamente, me acerco a él. Se que me odiará luego de esto, pero me da igual. No pienso dejarlo morir aquí, y en su actual estado no puede detenerme. Le susurro un "Gracias", y lo saco de la sesión.

Frank acaba de llegar, y aplica la misma técnica que usé yo contra el enemigo de Vero, lo que lo hace desaparecer. Apenas me doy cuenta que la miro, con orgullosa envidia por haber soportado -a duras penas, con ayuda, pero soportado igual- el ataque del desconocido, cuando un ataque del avatar restante la borra de mi vista.

Ahora solo quedamos Frank y yo (media yo, pues el ataque me ha afectado bastante) contra un avatar enemigo. Aún siendo dos, nos seguimos batiendo en retirada, conscientes de la supremacía del otro. Pero no podemos estar huyendo por siempre, y pasa lo que debía pasar. Otro ataque me alcanza, aunque no de lleno, y me siento caer, rodeada de los intentos de Jin para sacarme, mientras la oscuridad me rodea...

Siento unos brazos que me agarran. No son los de Jin, ni los de Frank. Tengo vaga conciencia de que mi enemigo es derrotado con una facilidad aplastante, y que el avatar que me sostiene lo persigue a través de la Red, hasta atacarlo en su propia sesión... Pero quizás solo estoy soñando, me digo, mientras pierdo el conocimiento...

* * *

Despierto en un barullo de toses y luces, mientras noto que el fluido oxigenado sale de mi garganta. Estoy otra vez en el mundo real, y mi Jefe me tiene cargada, sacándome del Tanque. Poco a poco me reanimo, y veo a la gente a mi alrededor, donde la gente corre y grita, donde los Navegantes están al borde de la histeria. Bubba y Vero están en observación por los médicos del grupo, pero conscientes. Veo a Jin acercarse, molesto, gritándome como un poseso que soy una loca y que no pienso en mi seguridad. Domingo apenas cruza una mirada conmigo, y no se si es un gracias o un reclamo...

Frank está saliendo justo ahora del Tanque, mientras Daniel y Adriana vuelve a entrar, a asegurar la sesión, validar los datos, y evaluar los daños. No se quién nos atacó, pero casi logra penetrar nuestro sistema.

Justo en ese momento me doy cuenta de que el Jefe está desnudo. Asustada, y pidiendo disculpas, me bajo de encima de él lo más rápido que puedo, para terminar sentada en el piso! Nunca lo había visto desnudo. Su cuerpo chorrea fluido, y ahora es que noto que es él quien debe haberse lanzado al Tanque a ayudarnos, desnudo para no perder tiempo colocándose una Piel de Tiburón. Siempre lo había visto como un líder capaz, pero es la primera vez que pienso en él como un Nadador. Y es uno muy bueno, quizás el mejor!

Jin me arropa entre sus brazos, aún preocupado por mí, y el Jefe se aleja un poco. Agarra un teléfono que le tiende una operativa, y comienza a hablar en él. No levanta la voz, pero se nota la furia que ella refleja.

No escucho mas que palabras sueltas, pero más tarde, cuando comparemos opiniones antes de bañarnos para quitarnos el fluido, podremos estar bastante seguros de haber armado una frase completa.

"Recuerde, General: SysCorp está más allá de los Gobiernos..."

Poco a poco, el ambiente vuelve a la normalidad, y la emergencia acaba. Apenas puedo sostenerme en pie, me levanto del piso. El Jefe termina su llamada, y, entre molesto y pensativo, nos ve a la cara uno por uno. "Buen trabajo, muchachos. Estoy orgulloso de su habilidad y de su aguante. Al parecer nos vienen tiempos duros, pero confío en mi equipo; confío en ustedes. Vayan y descansen el resto de la tarde, que lo necesitarán... Hablaremos mañana".

Agotados, molidos, pero extrañamente de buen humor luego de esas frases, nos dirigimos a las duchas. Quizás no pase nada. Quizás sí. Quizás sea peligroso... Pero con un equipo así, con un jefe así, nuestra única opción es ganar.

SysCorp. Poseedor de los mejores Neo-Programadores. Un lugar de trabajo interesantes, a veces -como hoy- peligroso, pocas veces aburrido...


Dios bendiga a Internet. -- Finch (American Pie)

Tienes que recordar algo: todos sienten piedad por el débil; pero los celos te los tienes que ganar. -- Arnold Schwarzenegger

Haz lo que ames; ama lo que hagas.

Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa. -- Abraham Lincoln

Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario. -- Elbert Green Hubbard

Una realidad es solo lo que nos decimos unos a otros que es.

La gente no debería temer a sus gobiernos, los gobiernos son los que deberían temer a su gente. -- V for Vendetta

Quizás para reflejar concretamente lo que se siente al ver "300", habría que decir que uno sale del cine con ganas de coger una espada, un casco, un escudo y cambiarse la nacionalidad a espartana. -- Ozule