martes, 12 de junio de 2007

La suerte de estar solos


Cuando hemos estado solos en la vida (solos, sin pareja) siempre hemos soñado con tenerla. Tener una gran mujer (u hombre) que nos indique la dirección por la que nuestras vidas han de discurrir.

(Discúlpenme todas aquellas personas a las que les gustan los hombres. Pero por flojera literática, seguiré escribiendo pensando en mujeres. Me da ladilla añadir un "u hombre" cada dos líneas!).

Que sea bella. Que sea sexy. Que esté linda. Que sea pana. Que sea perfecta. Que podamos compartir una sesión de sexo, o una buena charla, o una botella de vino, o un pote de Nutella, o ver las estrellas una noche calmada...

O todas las anteriores juntas y revueltas!

Compartir un sueño con alguien, o una noche especial (tierna...? loca...?), o parte de nuestras vidas. Eso es lo que todos buscamos, y lo que a veces come todos nuestros recursos: buscar a esa persona perfecta, que sabemos que no existe, para que nuestra vida tenga sentido.

Y sin embargo, cuando conseguimos pareja (cuando "dejamos de estar solos" mediante el noviazgo, boda o arrejunte a seleccionar), nos damos cuenta de que no necesariamente es la gran vaina, que no necesariamente es la solución a nuestros problemas, y, lamentablemente, que no necesariamente es lo que queremos.

No me malinterpreten. No me refiero a que no amemos a nuestras parejas. Pero normalmente las cosas funcionan mejor en nuestros románticos y solitarios cerebros que en la no tan romántica realidad.

Todos tenemos nuestras manías, nuestras diferencias en gustos, nuestras pequeñeces que en una primera instancia de seguro son "adorables", o nos dan "personalidad"... Pero luego de sufrirlas día a día? Solo nos las aguantan nuestras madres... Y si acaso.

De hecho, los únicos que nos aguantamos nuestras manías... Y a veces hasta las disfrutamos... Somos nosotros. Para cada uno, las locuras y excesos que tengamos (en rangos normales, me imagino...) son no solo "normales", sino hasta "deseables". Y, por supuesto, "normalmente" no nos quejamos de las cosas que nosotros mismos hacemos.

Siempre que alguien me ha dicho que quiere algo conmigo, es la misma reacción de mi parte: "Segura de en qué problema te estás metiendo? Segura que no quieres conocerme más?".

Para todos aquellos solitarios, disfrútenlo. Es su momento en la vida.


So if you’re solo this season, yes, I admit it can be lonely. But enjoy the perks while you can: Stay at the mall until it closes. Meet your girlfriends for cocktails and tapas (Así que si estás solo esta temporada, sí, admito que puede ser solitario. Pero disfruta las gratificaciones mientras puedas: quédate en el centro comercial hasta que cierre. Visita a tus amigas para cocteles y tapas). -- Lisa Lombardi (Single this season? Lucky you!)

El amor no siempre llega a tiempo. -- Toto (Hold the line)

Sé bueno y te aburrirás. -- Mark Twain

La soledad es una experiencia que tiene que ver con la fantasía de la compañía. Una persona que está adecuadamente integrada en su quehacer en armonía con su vida, porque su vida tiene sentido, nunca está en soledad, solo o acompañado. En cambio el que no tiene esa relación de armonía consigo mismo se sentirá solo aunque esté acompañado. -- Humberto Maturana

Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en el medio del desierto o en medio de una gran ciudad... Y cuando éstas personas se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden importancia, y solo existe aquel momento. -- Paulo Coelho

5 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese EL ARTE DE LA VENTAJA, libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

Yukino M. dijo...

Creo que no hay nadie que no haya pensado en eso... Quizá es sólo el delirio hormonal lo que hoy día nos lleva a rrejuntarnos y así satisfacer esas fantasías de pareja que llevamos en un cerebro de las cavernas.

Hoy, los nuevos "sabios" (los psicólogos - terapistas de pareja) recomiendan que me jor estar sólo o cada cual en su casa.

...y yo todavía me pregunto ¿Cómo hicieron muchos de los abuelos de nosotros para quererse hoy casi como el primer día???

*..*..*
Gracias por siempre dejar tus pensamientos abiertos a nosotros.
Todo lo que he leído por aquí es excelente!

Muchos éxitos y paz!

CHJ dijo...

La soledad, esa compañera que miles añoran y que al mismo tiempo miles quieren despedir de sus vidas.
A mi ya me ha acompañado mucho tiempo, y aunque aprecio su bondad, quisiera que se fuese un tiempo de vacaciones para qué se haga extrañar....

No sé si pueda coincidir en este momento de mi vida con eso de "la Suerte de estar solos", pero igual me ha gustado mucho leerte y la reflexión bien vale la pena leerla.

Yukino M. dijo...

Te hago una pregunta que alguna vez me hiciste en mi blog :)

¿Algo cambió?

Gorka Siverio dijo...

No realmente...