viernes, 19 de octubre de 2007

Te quiero a mi lado


A veces, aunque tu vida no te llene, hay días en los que no desearías que tu vida fuera otra. Porque a veces faltan manos y momentos para apropiarnos de un momento, de un recuerdo, de otra persona.

Recuerdas aquella vez que estuviste a mi lado?

Sintiendo tantas cosas en esa cama que no era nuestra. Sintiendo miradas desconocidas, sin testigos. Sintiendo olores ajenos. Sintiendo nuestros dedos recorrer nuestros lunares, revoltosos en su camino a entrelazarse en nuestros cabellos. Sintiendo nuestro aliento tocar nuestra piel. Sintiendo nuestros besos conocer nuestros cuerpos. Sintiendo el reloj volar mientras mordíamos la manzana prohibida. Sintiendo tantas cosas por primera y última vez al mismo tiempo.

Y cuando de nuevo pasemos por ahí, juntos, separados, pensaremos en nosotros, y en cómo a veces la vida se ríe así de ella misma.

Es que a veces lo importante nos sucede así, por error...

Quieres vivirme...? Yo quiero vivirte a mi lado...

Pero ya sabemos que eso no ocurrirá. Sabemos que la vida, mientras se divierte con las piezas de su tablero, las mueve a su antojo, juntando y separando las que cree conveniente, sin jamás preguntarle al Caballo si en verdad quiere atacar ese Alfil.

Quieres sentirme...? Yo quiero sentirte a mi lado...

Pero ya sabemos que es imposible, pues la distancia de la realidad se interpone.

Quieres soñarme...? Yo quiero soñarte a mi lado...

Pero ya sabemos, como tantos otros, que eso es imposible, pues para soñarnos debemos estar lejos. Todos soñamos sueños, no realidades.

Aún así, hay momentos en la vida que extrañas tanto a alguien que tan sólo quieres tomarlo de tus sueños y abrazarlo de verdad!

Qué más puedo decirte...? Hoy brindo contigo por que los viejos amigos sean tus nuevos amores y tus viejos amores no dejen de ser nunca amigos tuyos. Si borracho te encuentro y no te reconozco, es porque esa noche no he bebido vino.

Pero ya, las cosas han cambiado. Ya, miro tus labios y te tengo que besar, aunque sea uno de esos besos en el limite de la mejilla y la boca que se dan aquellos que no son, pero quieren ser.

Tal vez lo único que duele más que decirte adiós es no haber tenido la ocasión de haberme despedido de ti. Y es que a veces lo único que quisiera es volver a los sitios donde aún no he estado.

Confiaré este grito silencioso al viento, con la lejana esperanza de que acepte recorrer la vida que nos separa, llegue hasta tu oido, y susurre su mensaje.

Logrará llevar mi recuerdo a tí? Sentirás mi corazón latir al ritmo del tuyo? Me recordarás con la añoranza de lo que no ha ocurrido? Vendrás a mi lado?

Escuchemos los recuerdos...


Como me comentó Victor Hugo en Los Miserables, en el primer amor nos apoderamos del alma antes que del cuerpo; a medida que vamos avanzando en amores, comenzamos a adueñarnos primero del cuerpo antes que del alma... Si es que nos apoderamos de ella. -- Gorka

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener. -- Gabriel García Márquez

Los enamorados creen siempre, y por error, que su amor ha nacido gracias al encuentro de un ser excepcional. La razón es más bien que el amor preexistente busca su objeto en el mundo y, si no lo encuentra, lo crea. -- Andre Maurois

Y es que el tiempo pasa y siempre falta aquel minuto que pasó. -- Roque Valero (En tu Corazón)

De una promesa nace una esperanza. De una esperanza, un sueño. De un sueño, un deseo. Y de un deseo, la voluntad de hacer de la promesa una realidad. -- Sergio

Jamás hubiera imaginado que la soledad pudiera sentirse tan profunda, ambigua, gélida y mía... -- Karina Crespo

14 comentarios:

Zazpi dijo...

Precioso post lleno de senitmiento.
El amor el que mueve el munodo.
Nikus*

CHJ dijo...

Me encantó....se parece tanto a lo que a veces pienso pero siempre siento...

Un abrazo.

Vanesa dijo...

Cuánta indemostrable sinceridad… de una manera extraña soy consciente del artilugio. “Búscate unos ojos y enamórate hasta que no puedan existir sin verte y cada noche buscando su beso…” di, di con esto. Él. Él es una representación, un holograma que actúa desde y para mí. Sí, es mi trampa y la he construido muy bien todo este tiempo como para pretender mirarla de lejos. Irremediablemente caí en ella. Una mentira que construí y se me permitía creer porque era del otro lado de donde recibía un te amo, y eso, eso no es una alucinación.
Y luego que le dirás, cómo convencerás a una demente dispuesta a pasarse la vida así? Tú que te ofuscas y prefieres lo fácil de porlasmalas, en lugar de irte en silencio por la puerta; un mal día se te antoja estallar la casa y todo cae en gritos sincronizados, una canción hermosa también se desprende, perfecta, para acabar con un golpe horrendo.

Pienso todo esto mirándolo a los ojos. Aunque lo incomode con esta intensidad, disculpe. Demasiada como para permitírsela a una desconocida, verdad?. Una desconocida. una d e s muyconocida.

Oscuridad dijo...

Hace tiempo ya que la intensidad dejó de incomodarme, y comencé a agradecerla. En este mundo que solo corre sin disfrutar del paisaje, la intensidad de un regalo poco común.

Y que no nos hayamos visto, que nunca nos hubiéramos hablado, no creo que logre hacernos unos desconocidos...

... dijo...

¿Continua la historia?

Quisiera leerla...

Oscuridad dijo...

No creo, la verdad. El tiempo fluye y deja las cosas atrás, y los hechos se vuelven recuerdos, y los deseos se vuelven olvidos...

...pero si llega a continuar, te enterarás...

... dijo...

¿Ella también lo olvidó?
¿Dónde se encuentra?

No pude evitar sentir tristeza con tus palabras.

Oscuridad dijo...

La verdad, no lo sé. No sé si lo olvidó, y aunque tengo una idea de dónde está su cuerpo, no sé dónde está su corazón o sus pensamientos.

La vida está hecha de esto, de encuentros y desencuentros, de uniones y despedidas, y la mayoría de las veces de separaciones sin un adiós apropiado, porque sencillamente nos vamos alejando sin notarlo. Sí, a mí también me llena de tristeza escucharlo, y más al saber que pasa siempre, y que siempre pasará...

... dijo...

"Y cuando de nuevo pasemos por ahí, juntos, separados, pensaremos en nosotros, y en cómo a veces la vida se ríe así de ella misma."

Quizás suceda esto...

Quizás ella se encuentre buscándote, sin hallarte. Y aún se vaya a la cama pronunciando tu nombre.

Este sentimiento es el que más tarda en morir, es el que más grita, es el que a pesar de todo menos quiere rendirse.

¿Dónde te encuentras?


PD. Perdona el anonimato.

Oscuridad dijo...

No me encuentro... y eres todo menos anónima.

... dijo...

Por alguna razón siempre me detengo aquí, y te leo, una vez más y otra más.
Y en cada tiempo, algunas palabras vibran más que otras.

"Si borracho te encuentro y no te reconozco, es porque esa noche no he bebido vino."

¿Te ayudo a buscarte?

Quizás en el camino, también me encuentre a mí.

¿Menos anónima?

Gracias.

ella dijo...

Ampay...!
Te encontré...

(sonrisa)

Oscuridad dijo...

No me habías perdido...

ella dijo...

Nunca...