miércoles, 8 de julio de 2009

El Cantante de Nunca Jamás


En cuanto a gustos de música soy muy ecléctico: escucho un poco de todo, y lo disfruto; en mi lista de WinAmp puedes encontrar desde La Oreja de Van Gogh hasta Floricienta, pasando incluso por un par de canciones de Reggaetón. Y, al igual que con las películas, si tuviera que hacer un Top Ocho, la pasaría mal, pues la lista me quedaría de ochenta posiciones. Sin embargo, si tuviera que elegir a mi cantante preferido, creo que diría sin mucho titubeo que es Michael Jackson.

Con seguridad, la primera canción en inglés que hice el intento de cantar -ya saben, inventando palabras sin sentido para llenar aquellas que desconocía, o sea, todas menos la principal- fué Thriller. Grabé Moonwalker de la tele para poder verla más veces -sí, me gustó; demándame. También terminé el juego-. Compré un cassette -qué es eso?!?- con sus canciones, y luego grabé una recopilación de las que más me gustaban, e incluso le hice a mano la carátula, basada en el logo del cantante. Y -entrando en tiempos un poco más modernos- mi primer CD -sí, hubo un tiempo en el que no existieron- fué Dangerous -no tienen idea del tiempo que pasé viendo los detalles de esa portada...-.

Michael siempre me pareció -junto a Madonna y a un puñado más- uno de los pocos cantantes o similares que realmente podían llamarse "artistas": cantaba, bailaba, componía, su fama había perdurado por varios años -generaciones?-, había hecho sus películas, se había arriesgado a cantar lo que le daba la gana, y -como ya dijo otro artista- era más conocido que Jesucristo. Thriller es considerado el mejor video que ha existido -bueno, al menos fué el mejor video del siglo pasado-, y el álbum mantiene aún hoy en día su récord en ventas y en grammies.

Y bueno, por si no lo sabes, hoy Michael Jackson está muerto. Y es por él que hoy escribo estas líneas.

El otro día, viendo Up, lloré como una vieja enamorada. He notado que eso me pasa con algunas películas, sobre todo cuando un anciano o un niño son víctimas de alguna injusticia, o de algo que les rompa la inocencia... Sin embargo, hace tiempo que no lloro por cosas serias, o por la muerte de alguien. Supongo que se me secaron un poco las lágrimas, o que tengo algún problema mental.

Por Michael, a pesar de ser mi cantante, a pesar de ser un símbolo de mi niñez, a pesar de las veces que le canté Speed Demon al oído a mi hermano montados en una moto, no he derramado ni una lágrima. Pero eso no quiere decir que no lo haya sentido...

Gracias por ser.

Y no me refiero a ser cantante, ser compositor, ser músico, ser famoso, ser exitoso, ser conocido, ser controversial, ser excéntrico, ser blanco o negro, nada de eso. Te doy las gracias por ser como fuiste -o como imagino y deseo que hayas sido- a nivel personal. Por ayudarnos a recordar que todos tenemos un niño por dentro. Por demostrarnos que los sueños se cumplen. Por recordarnos que lo que hagamos con nuestros niños hoy se reflejará en los hombres del mañana. Por convencernos de que sí existe el País del Nunca Jamás...

Que sea esta mi lágrima por tí...


(Busqué una imagen de Michael Jackson en la que sale él recostado contra un árbol, rodeado de niños, leyendo o viendo a un hada, en una escena de lo más Peter-Panesca. Quería cerrar este artículo con esa imagen, pero no la conseguí -no es ninguna de las linkeadas en el texto-. Para quien la consiga y me mande el URL, un premio: elegir de qué irá mi siguiente escrito).


En un mundo lleno de odio, debemos seguir atreviéndonos a tener esperanzas. En un mundo lleno de ira, debemos seguir atreviéndonos a dar fortaleza. En un mundo lleno de desesperación, debemos seguir atreviéndonos a soñar. Y en un mundo lleno de desconfianza, debemos seguir atreviéndonos a creer. -- Michael Jackson

Si entras a este mundo sabiendo que eres amado, y te vas de este mundo sabiéndolo aún, entonces podrás manejar todo lo que pase en medio. -- Michael Jackson

Soy como cualquier otro. Córtame y sangraré. Y me avergüenzo fácilmente. -- Michael Jackson

Y recuerdo ir al estudio de grabación, y había un parque al otro lado de la calle, y veía a todos los niños jugando, y lloraba, porque me ponía triste que yo tuviera que trabajar en lugar de jugar. -- Michael Jackson

Antes que dañar a un niño, me cortaría las venas. -- Michael Jackson

La gente cree que me conoce, pero no es verdad. No realmente. De hecho, soy una de las personas más solitarias en este mundo. Algunas veces lloro, porque duele. En verdad. Para ser honesto, creo que podrías decir que duele ser yo. -- Michael Jackson

A Michael Jackson lo matamos todos. -- Secreto a voces...

5 comentarios:

Capochoblog dijo...

Nunca fui su fan pero siempre admire que fuese tan el, en la medida en que se lo permitieron. Eso es de quitarse el sombrero.
Besos.

CHJ dijo...

Hola Oscuridad!

Me gustó mucho este post porque aunque debo confesar que nunca fui fanática de Michael Jackson, toda la parafernalia que desató su muerte y sus incontables testimonios me mostraron una persona más humana que la imagen que le dieron los medios.

De verdad que triste leer eso de que mientras los demás jugaban él trabajaba y que dolía ser él :(

La procesión va por dentro.....

Un gran saludo y no estaba muerta! Tampoco de parranda....

susanamoo dijo...

Bueno, cada quien tiene su cruz... y su luz, él supo sacar la luz.
Gracias por la visita.

astrid dijo...

Hoy especialmente quise leer tu blog. Hoy quise buscar un post donde fuera yo quien compartiera la letra de una canción contigo, y por alguna razón decidí que fuera éste. Hoy quería decirte:
"si salgo corriendo tú me agarras por el cuello,
y si no te escucho, GRITA!
te tiendo la mano, tú agarra todo el brazo, y si quieres más pues... GRITA!!!"
(Jarabe de Palo - Grita)

Finalmente, me puse a buscar y conseguí esto
que quisiera decir que es, pero no es...
sin embargo, mira éste :)

Oscuridad dijo...

Y especialmente hoy, casi un año después de escrito el post, alguien consiguió la imagen que buscaba (vean la segunda imagen del comentario de Astrid).

Gracias, Astrid, por la imagen, y gracias también por la canción. Y ahora, tu premio: qué escrito quieres?