domingo, 8 de abril de 2012

Qué es eso?



Qué es eso que hala de un hombre en muchas direcciones a la vez, pero que al mismo tiempo también mantiene unidas todas las partes de un hombre?

Qué es eso que causa que un hombre deba luchar cada día de su vida, pero aún así desee seguir adelante, esperando que algo bueno esté esperando por él a la vuelta de la esquina?

Qué es eso que hace a un hombre desear hacer el bien, quizás por primera vez, sin importar quien pueda estar mirándolo y quien pueda criticarlo por ello?

Qué es eso que hace que un hombre cause dolor a otros, quizás sin saberlo, y ni siquiera trate de disculparse o de arreglar los males que causó?

Qué es eso que convierte un demonio en un ángel, y un ángel en un demonio?  O que atrae uno al otro?  Qué es eso que hace que un demonio sea aún más malvado?

Qué es eso que hace que un hombre actúe de formas que jamás habría pensado posibles?  Qué es eso que le hace hacer cosas que jamás había hecho antes?

Qué es eso que le causa a un hombre un dolor tan profundo y tan intenso como para hacerle sentir que no puede continuar, y que no es más que un pequeño ser indefenso?

Qué es eso que hace que incluso los hombres más poderosos lloren, volviéndolos más humildes de lo que podrían haber jamás imaginado?

Qué es eso que hala de un hombre en muchas direcciones a la vez, pero que al mismo tiempo también mantiene unidas todas las partes de un hombre?

Es su alma.

Es el alma de de un hombre lo que le hace continuar.  Es el alma de un hombre lo que le sostiene.  Es el alma de un hombre lo que le hace el hombre que es.  Es el alma de un hombre lo que le mantiene completo, pero al mismo tiempo es la primera cosa que lo puede destrozar.

Y, sin importar que sea buena o mala, o una combinación de ambas, ningún hombre puede resistir a los susurros o escapar de las exigencias de su alma.


(Traducción más o menos libre de un par de versiones de este escrito.  No sé cuál es el original, o de quién: si alguien sabe, avise)