viernes, 9 de septiembre de 2005

Estoy cansado...

Estoy cansado y molesto... Sé que no debería escribir estando cansado y molesto, pero igual lo haré. Es mi blog, no?

Estoy cansado, físicamente. En las últimas 48 horas he dormido como 4 horas, más o menos. La razón es lo más bello que pudo ocurrir: Nació Asier. Es la cosa más bella que haya visto. Incluso luego de pensarlo y repensarlo, he decidido que no lo veo bello sólo por ser mi hijo... Sino que de verdad es lindo, el cosito ese!

Estoy cansado, sentimentalmente. Ha sido una época extenuante, sentimentalmente hablando. Época de renacimientos, de nuevas energías, de inmensas alegrías y de grandes dudas. Es lo que hoy por hoy considero la mejor época de mi vida. Y lo mejor es que la época no es tal, sino solo un inicio de una nueva etapa.

Estoy cansado, emocionalmente. No saben cuánto me alegra que mis amigos se burlen del nombre de mi hijo. No saben lo bien que me siento que todos puedan hacerlo, pero que cuando devuelvo la pelota (así como con tantas otras cosas), el malo soy yo. Diría que con algunas cosas lo soporto, pero sería falso: Ya no lo soporto con ninguna cosa. Ahora sólo elijo mejor los momentos para quejarme.

Estoy cansado, mentalmente. Tal vez de pensar tanta bazofia, o tal vez sólo por las 4 horas de sueño, que me agotaron... Tendré que dormir menos de ahora en adelante. Y aprovechar más las horas en las que estoy despierto.

Estoy cansado de no vivir.

Estoy cansado, y sé que no debí escribirlo... Pero lo hice.


Las frases de hoy son todas de Lua. Me siento como creo que se siente ella. Disculpen que sean tantas, pero todas me movieron... Noten que cada frase (párrafo?) es completamente independiente de las demàs.

¿Qué puedes hacer si la persona que te hace llorar tanto es la única capaz de consolarte?

Hay veces que cuando alguien te ve como un ángel, te salen alas de verdad

Yo también era de esas personas que ahora odio

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante

Por qué me dejaste tocar la felicidad con la punta de los dedos y luego te escapaste de mis manos?

...las cosas que nunca se dicen suelen ser las más importantes...

Mientras me recuerdes en tu corazón,…seguiré existiendo en tu mente

Si pudiera cambiar cosas...

Tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida

Mañana? miedo pensar que será de mi mañana. y si aquí no estoy mañana? estarán todas las palabras dichas? no, nunca lo están...

En realidad estamos sol@s en un desierto de gente

¿Siempre seremos olvido?

Cuando me quedo en blanco voy a pasear entre las tumbas de mi alma, a respirar el aire frío y húmedo y a llenarme los zapatos de barro, a caminar en el silencio y a llorar por dentro, porque entre los vivos me siento más esclava que entre los muertos.

Todos tenemos secretos y algunos son demasiado oscuros... casi incontables.
Y yo creía que guardaría el mío para siempre, que nunca en la vida le contaría a nadie ese acto vergonzoso que cometí en algún momento de mi vida.
Eso creí.
Mi secreto "incontable" ha cambiado de pronto su condición a "contable" y ha salido a la luz con tanta naturalidad que me asusta.
Algunas veces te sientes tan cómod@ con alguna persona que las palabras comienzan a fluir por si mismas y de repente esa persona conoce lo que tú celosamente reservaste por tanto tiempo, lo que cuidadosamente ocultaste hasta a las personas más cercanas a ti.
Súbitamente ese confidente tiene un gran poder en sus manos el cual puede usar en contra tuya si así lo desea.
Nunca creí en la confesión, y ahora que lo he hecho me ha traído paz, tanto por sus palabras de comprensión, como por que me he liberado de un cargo de conciencia muy grande.
Le he compartido mi vergüenza y me ha dado la absolución, pero aún sigo esperando mi penitencia....

No hay comentarios: