domingo, 19 de abril de 2009

Complicaciones


Cuando mi hijo nació tenía otras cosas en mente aparte de estar midiendo el tiempo que pasaba entre un evento y el otro. Sin embargo, en mis alborotados recuerdos creo entrever que el proceso completo no duró más de una hora. Sin embargo, me han contado de partos que casi llegan a durar un día completo! Por qué?

A pesar del milagro -o la maldición- que normalmente significa para nosotros el nacimiento de un niño, la verdad es que para un médico esa operación ya debe ser bastante monótona. No en vano cada día nacen más de doscientos cincuenta mil niños en el mundo (tres niños cada segundo que pasa, mientras tú lees esto)...

Sin embargo, a veces surgen complicaciones que, como su nombre sabiamente indica, tienden a complicar el flujo esperado o deseado de los eventos: El niño viene en una mala postura. El niño tiene el cordón umbilical enrollado en torno a su cuello. El niño presenta síntomas de algún problema. El niño dice que está cómodo donde está, y que para qué lo van a sacar de ahí y meterlo en esta locura de mundo...

Todos sabemos que antes un nacimiento era bastante más problemático, aún cuando todo ocurriera según lo planeado. Y si surgían complicaciones, pues entonces podíamos apostar con bastante confianza a que el parto terminaría 1-0 a favor de la pelona.

Pero ahora, las cosas han cambiado. Ahora los médicos pueden detectar esas complicacionen antes de que se conviertan en problemas serios, y corregirlas, evitarlas, esquivarlas o minimizarlas, según sea el caso, logrando efectivamente mejorar en mucho el porcentaje de partos exitosos comparado con los viejos tiempos. Eso es debido, en gran parte, a que ahora los médicos tienen la tecnología necesaria para prever los problemas que puedan surgir a su paso con suficiente antelación, y actuar según sea necesario para minimizarlo.

Ahora les pregunto: Por qué en el Desarrollo de Software no se puede hacer lo mismo?

Cuántas veces no han vivido, oh! ustedes creadores de vida digital, el mismo caso una y otra vez? Cuántas veces no se han encontrado con que, en lugar de prever los posibles problemas que puedan surgir, la planificación se hace no sobre casos negativos, y ni siquiera positivos, sino sobre casos decididamente de ensueño ("Si los chicos trabajan 25 horas al día, vida mía, terminaremos con solo un día de retraso! Y un día lo recuperamos fácil!"). Sin diseño, sin tiempo de discusión, siempre con entregas para ayer de cosas que ni siquiera se sabe por qué se pidieron, y que incluso no llegan a usarse.

Si comparáramos con el ejemplo anterior de un médico atendiendo a un parto, entonces las cosas irían más o menos así: Primero, tendríamos que olvidarnos de cualquier tipo de prevención que pudiéramos tomar, así que nada de exámenes previos: la primera vez que veríamos a la madre sería el día del parto -sorpresa, sorpresa!-. Segundo, no habría especialistas en el parto: el cirujano, el anestesiólogo, y los demás médicos asistentes serían, en cada caso, el primer médico que consiguiéramos libre al momento de necesitarlo. Tercero, el parto tendría que ocurrir cinco meses luego de que el bebé fuera concebido, pero dicho bebé ya tendría que estar completamente formado. Cuarto, trabajaríamos no con tecnología de punta, sino con equipos peores a los que cualquier civil pueda tener en su casa.

(Bueno, esto último también se cumple en algunos hospitales!).

Cuando vas a corregir un error -nuevo, y peor aún, que no deberías corregir en ese momento-, y avisas que la corrección tardará cierto tiempo, en lugar de agradecerte por la información -suponiendo que sea exacta- y proceder a corregir la planificación acorde a los nuevos desarrollos detectados, el encargado de la planificación se molesta porque quería el bebé -perdón, el desarrollo- para un tiempo brevísimo, en la versión a la que no debería pertenecer, probado y funcionando perfectamente. De todo eso solo se puede obtener el resultado lógico: retrasos y ruidos por desarrollos que realmente no eran importantes en ese momento, además de nuevos errores en el sistema...

A todo aquel que maneje planificaciones, de lo que sea, elevo mi voz: todo lo que pueda salir mal, saldrá mal, y sobre todo si no toman las previsiones del caso; todo tardará más de lo que debe, y no menos -el caso es que no pueden contrar con los milagros-. No pueden basar sus planificaciones en esfuerzos heróicos o en ensoñaciones románticas de que no ocurrirá nada malo. Antes de tomar una decisión como esa, piensen en qué harían si su doctor, o si el constructor del avión en el que harán su próximo viaje, planificara sus labores de esa misma forma.

Háganse un favor a ustedes y al mundo, y entiendan esto: Planificar no es ignorar las complicaciones, sino preverlas y minimizarlas en la medida de lo posible. El caso contrario es, única y sinceramente, solo un intento mediocre de suicidio!


Los planes B tiene pequeños planes C agazapados en su seno. -- ¿Qué hay Deneuve, Catherine? (Passport Odyssey)

A mí las calaveras me pelan los dientes. -- Desconocido

Quizás la suerte existe en algún lado entre el mundo de lo planeado, el mundo de la casualidad, y la paz que viene de saber que sencillamente no puedes saberlo todo. -- Stacy (Little Black Book)

No existe nada bueno en este mundo para seguir viviendo...
No existe una razón más importante que este miedo, a esta maldita vida.

-- MuErTa 3n ViDa (Temor)

"Y ya se mandó el plan al cliente; ya no nos podemos echar para atrás". Sabían que se iba antes de mandar el plan! -- Opiniones airadas de una colega.