miércoles, 12 de septiembre de 2007

De lenguas


El último libro que he leído (lo acabo de terminar) se titula "La punta de la lengua", de Álex Grijelmo. En él el autor comparte sus opiniones sobre ciertas palabras o frases que normalmente usamos de forma errada. Y por normalmente me refiero a que incluso en el diccionario están mal usadas.

Es un poco problemático decirle al diccionario que está equivocado: cuando eres el que hace la ley, nada de lo que hagas será ilegal; sencillamente legalizas lo que quieras, y ya está. Y esto es válido tanto en el lenguaje como en la política.

Pero el caso es que Álex Grijelmo nos brinda razones con las que no podemos pelear (bueno, con algunas sí, pero se le perdonan: el hombre no tiene por qué conocer la raíz de todas las palabras de uso en un grupo cerrado, o las razones por las que las usamos. A su favor, desde el principio aclara que no está en contra de su uso en dichos círculos cerrados: solo está en contra de su uso con el público en general). Y así, aparte de querer recomendarles el libro, y nombrarles algunas de sus frases más emblemáticas (el hecho de que el diccionario de la academia se haya convertido en un diccionario de uso -es decir, acepta y legaliza las palabras que usan ciertas personas- en lugar de un reglamento del idioma -es decir, indicarnos cómo hablar, qué palabras son las correctas y cuáles no, a pesar de que las usemos- es la idea y queja central de su libro), quiero compartir algunos de los pensamientos que me generó.

* * *

Recuerdo que de pequeño siempre escuché hablar de pueblos con menos cultura que otros, o de naciones con un nivel cultural menor a otro. Con el paso del tiempo me encontré con que Cultura, según el diccionarios, significa:

Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

Y entonces me encontré con la duda: Si Cultura es todo lo que cierto grupo social conoce, cómo podemos hablar de una mayor o menor cultura? Podríamos hablar de grupos con mayor avance tecnológico, grupos en los que la literatura esté más avanzada que en otros, pero nunca de grupos con mayor o menor Cultura, pues la Cultura, según su misma definición, no es medible. Es, sencilla y llanamente, un modo de nombrar todo lo que un grupo social o racial conoce o acostumbra, y ya me explicarán si volar papagayo nos brinda una cultura mayor o menor a quien no lo hace.

Y, pensándolo mejor, lo de "mayor avance tecnológico" o "mayor avance literario" también es una burrada de mi parte: si bien creo que estoy de acuerdo con que los yanomami están menos avanzados tecnológicamente que los chinos actuales (la pelea sobre los egipcios, mayas, aztecas, y demás, la dejamos para otro post), ya me dirán quién está más "avanzado tecnológicamente" entre los que inventaron el chip, y los que pusieron el pie en la luna; entre los que crearon las computadoras, o los que las miniaturizaron al tamaño del alfiler; entre los que inventaron el bisturí de punta de diamante, o los que inventaron las posibles curas para el Cáncer. Si acaso, podemos hablar de "mayor adelanto tecnológico" en alguna de las sub-áreas de la ciencia, y seguramente esto aún sea una burrada. Igual pasa con la literatura, las artes, el cine (por si no entra en artes aún), y paren de contar...

* * *

Hasta hace poco -muy poco- acostumbraba a remitirme al diccionario para colocar el punto final a las discusiones sobre las dudas presentes en el uso de ciertas palabras. Ahora, si bien seguiré haciéndolo -el diccionario es el árbitro, y no hay muchos sitios más hacia donde correr- lo haré con un ojo crítico, con una pequeña desconfianza, con una ligerísima duda, que al fin y al cabo no le hace mal a nadie, pues mantiene nuestro sentido crítico prendido y evita que perdamos nuestro criterio. Gracias, Álex.

Ejemplos? Me hizo gracia leer en "La punta de la lengua" una discusión -una de varias, en realidad- en la que ya habíamos caído en mi grupo: el diapasón es un artefacto que indica al músico la nota La para que pueda afinar sus instrumentos. En el diccionario aparece que dicha nota la consigue un diapasón vibrando 435 veces por segundo. Sin embargo, esa cifra al parecer es obsoleta, y no porque la nota La haya variado desde los tiempos de Mozart hasta ahora, sino porque hoy en día, gracias a la tecnología, se sabe que realmente son necesarias 440 vibraciones por segundo (por cierto, eso se llama Hercio) para obtener un La (de ahí el nombre del grupo de Juan Luis Guerra, 440).

(En Wikipedia sí sale que vibra a 440 Hz. Creo que ya tenemos nuevo árbitro).

Y es que buscar a Dios en el diccionario puede resultar bastante diferente a buscarlo en la Biblia, en tí o en los que te rodean, verdad? Entonces, démosle al diccionario el peso que le corresponde. No menos, pero tampoco más...

* * *

Toda la vida he tratado de escribir bien. Y tal vez sea por todo lo que he leído, pero creo que lo hago aceptablemente. Al menos, espero cometer menos faltas ortográficas que la media. El caradurismo consiste en que conozco mis fallas, y no trato de mejorarlas; sencillamente, me acostumbré y me gusta escribir sin los signos de interrogación o exclamación que abren ("¿", "¡"). Además, tengo muchos rollos en saber cuando se acentúan vocablos como fue/fué o solo/sólo (si es que se acentúan!), pues también me acostumbré a vivir por la regla de agudas, graves y esdrújulas. Y ni me pregunten qué es un adverbio, un adjetivo, un sustantivo... Creo que mi educación no fué tan completa como debió.

(Y para colmo, de tanto teclear, a veces la letra hasta fea se me pone!).

Pido disculpas a Álex, a OcioJoven, a mis profesores de Castellano y Literatura, y a todos los que alguna vez trataron de mejorar mi escritura. Estoy tratando, en verdad, aunque no trato tanto como pudiera, lo acepto...

Pero trato. Para chatear, escribo bien. Para mandar mensajitos por el celular, escribo bien (dejen la flojera, que una o dos letras más no significarán una hora de retraso en el mensaje). Para lo que sea, trato de escribir bien, y es un ejercicio que les recomiendo a todos. Acostúmbrense a escribir bien al chatear, en los mensajes, en donde sea, y verán que les sale más fácil cuando "de verdad" tengan que hacerlo.

Para cerrar, una sugerencia: ya que estamos en este mundo de blogs, unámonos a la Campaña de Alfabetización Bloguera (Eres lo que escribes, eres como escribes). Es el mejor "movimiento alfabetizante" con el que me he encontrado, desde los tiempos de ACUDE, y el "Leer es un placer" de Petróleos de Venezuela. Los recuerdan?


Que uno se sienta superior a otro no le hace superior. Pero sentirse inferior a alguien sí le hará ser inferior a él. -- Álex Grijelmo (La punta de la lengua)

La televisión es el espejo en donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural. -- Federico Fellini

Zing se apoyó contra el cuerpo de la nave, y cayó de rodillas... -- Propaganda de "Leer es un placer"

2 comentarios:

Jeanfreddy dijo...

Valdría la pena también subrayar las muletillas comunes en el habla que luego suelen ser expresiones vivas para quienes las usan, aunque de significado completamente desconocido: eso es como todo; no es por nada; por más que sea; etc.

almm dijo...

Hola corazón... Ya me deprimiste con la comparación entre el bisturí de diamante y las posibles curas del Cáncer... La posibilidad de que nuestra tierra haya parido a Morán para dejarlo ir sólo demuestra nuestra poca Cultura... y sobre las acentuaciones que colocas, tengo entendido (de cuando salí del colegio, no prometo que sigan las mismas reglas) que las monosílabas ya no se acentúan (fué ya no se usa) a menos que tengan necesidad de acentos diacríticos (la diferencia entre el y él)... Espero que te sirva! Un besote! Bye :)