sábado, 1 de marzo de 2008

Güi


hmmm... Esto comenzó como un post zanahoria. En serio. Pero en algún lado se prostituyó... Ni modo.

Un poquito de historia contemporánea local: Hasta comienzos del año 1983, en el conocido Viernes Negro, el Bolívar (moneda Venezolana) se había mantenido más o menos sólido, con niveles de 4,30 Bs/US$. Ese día ocurrió una devaluación del 28% frente al Dólar, y se implementó un férreo control de cambio. Ese fué el comienzo del fin: la economía venezolana se había ido por el caño, convirtiendo un paraíso en un infierno.

Lo malo era que éramos felices y no lo sabíamos...

Desde hace algunos años en Venezuela nos fué impuesto de nuevo un control de cambio. Desde entonces los venezolanos sólo podemos gastar hasta 3.000 Dólares al año en compras por Internet, y debemos justificarnos para poder pedir permiso para que nos dejen gastar dinero en el extranjero en caso de viajar.

Dicho control de cambio ha hecho que tengamos dos precios para el Dólar: 2.150, el "legal" (sí, de 4,30 a 2.150,00), y uno paralelo (ups! lo dije!), que oscila actualmente entre 5.000 y 6.000 Bs/US$. Y no olvidemos la inflación galopante que seguimos sufriendo: 16% en los últimos pocos meses...

Ah! Y hace poco el gobierno prohibió que digamos que hay un Dólar paralelo (ups! lo dije de nuevo!). Ahora, decir la verdad, es un delito... Y para colmo, 3.000 Dólares al año deben ser mucho, porque nos rebajaron el cupo anual a 400 Dólares. Vamos a mejor, definitivamente.

Como cierre, a partir de este año el gobierno decretó un cambio de moneda. Ahora el valor nominal del Bolívar (Bolívar Fuerte, por este año) es 1.000 veces más. O sea, 1 BsF (o neo Bolívar) es igual a 1.000 Bolívares de los viejos. O sea que dado que el Dólar "legal" está a 2.150 Bs, pues está a 2,15 BsF. Mucha gente opina que ahora van a devaluar el Bolívar a la mitad de su valor, por lo que volveremos a la época del 4,30.

El grueso de la población, aunque no lo crean, está feliz feliz cual lombriz. No solo opinan que ahora todo cuesta 1.000 veces menos, por la reconversión (como que no se han dado cuenta de que los sueldos fueron divididos también. Y de hecho, por el redondeo, todo está un poquito más caro). Además saltan de alegría porque volvemos al Dólar a 4,30 (señores, hay AÑOS de devaluación en medio! Nos lo pintan al mismo precio, pero no tiene ni remotamente el mismo valor! El Bolívar ahora vale mil veces menos que hace 25 años! De 4,30 a más de 5.000,00!). Qué país este, verdad?

* * *

Ahora sí, el post original...

En 28 de Diciembre me enteré que el cupo de 3.000 Dólares nos duraría hasta ese mismo 31 de Diciembre. Al principio pensé que era una broma, puesto que ese día se celebra en mi país el Día de los Inocentes, pero resultó que la vaina iba bien en serio. Luego de pasado el impacto de lo que eso significaba, pasamos a tomar cartas más prácticas en el asunto. Léase, a gastar el cupo antes de que nos lo amputaran.

Entre otras cosas, llevábamos tiempo pensando en comprar un videojuego, pero no nos decidíamos por cual, y por ello nunca lo habíamos llevado a cabo. Las opciones? Sólo hay 3, por supuesto: El PlayStation 3 de Sony, el Wii de Nintendo, y el X-Box 360 de Microsoft.

Dado que prefiero a Sony ("It's a Sony!") y a Nintendo (benditos tiempos del NES, y que bueno es pertenecer a la Generación Nintendo) que a Microsoft, y que para pantallas azules (o círculos rojos) me basta con la PC, y que al parecer la gente se lo compra solo para jugar Halo (que no es que no me guste, pero no me compraría una cónsola por un único juego), el X-Box fué rápidamente eliminado del concurso.

Ahora nos quedaba la pelea entre el clásico e infantil Wii, y la orgásmica experiencia visual del PS3. Ambos tenían sus puntos fuertes: como les dije, guardo muy buenos recuerdos de Nintendo (mis mejores años de jugador los pasé con un NES del modelo asiático que era gris... Y Final Fantasy!). Pero el PSX y el PS2 han demostrado poseer una gran variedad de juegos, y a mi gusto, los más interesantes (Y Final Fantasy!).

Dura decisión...

* * *

Al final, nos decidimos por el Wii. Primero, ya tenemos un PS2, y pensamos en el hecho de que en la variedad está el gusto. Segundo, pensamos que el Wii es más "infantil" que los demás, y dado que tenemos al bebé, pues es otro punto a favor. Y tercero, la imagen de cuatro manganzones en nuestra sala moviendo los controles del Wii a medida que dan espadazos matando goblins, pues... Sencillamente fué demasiado.

(Y si eso no basta... Topless Wii! Chicas, están invitadas!)

Las investigaciones previas fueron positivas. El Wii costaba 385$ (MUY caro, por la demanda), que sería como 800.000 Bs. (sigo con las monedas viejas aún. No me acostumbro); en las tiendas más baratas de Caracas, el Wii sale a 2.500.000 Bs. Suena como bien, verdad?

Con lo demás es lo mismo: Controles a 55$ (como 125mil Bs.) que son vendidos a 500.000 Bs. Juegos a 50$ (más o menos 110mil Bs.) que son vendidos a 450mil Bs. Incluso hay unos forritos para los controles, que van de 2$ a 10$ (máximo 12mil Bs.) y los venden aquí a 70mil Bs. Horrible, verdad?

(Eso no ocurre solo con el Wii, sino con todos los videojuegos, miniaturas, DVDs, libros... Cualquier cosa importada).

Así pues, lo compramos (viva Amazon!).

* * *

Muchas otras personas han analizado el fenómeno del Wii para ayudarse a tomar la misma decisión. El Wii tiene muchos puntos a favor: Esclusividad de títulos (desarrollados por ellos mismos), es la cónsola más barata, tiene muchos juegos para niños (bueno o malo?), y lo que para mí son los dos puntos de más valor: Los asombrosos controles, y la retrocompatibilidad.

Los controles, como han dicho hasta el cansancio, dan un nivel de realidad al juego increíble. En verdad te sientes como si estuvieras dando los espadazos, o manejando la raqueta, o dirigiendo el carro, o apuntando con la pistola. Y como no hay que pelear con N botones, incluso aquellos a los que los videojuegos se les resisten (papá y mamá! Incluso abuelos!) tienen el chance de disfrutarlo sin muchos problemas y sin sentirse intimidados. Y si quieres otra razón, los controlcitos esos te hacen moverte y sudar: no te gusta que tu hijo esté sentado todo el día? o acaso quieres hacer algo de ejercicio? Entonces el Wii es una buena opción.

Sobre la retrocompatibilidad no sabía nada, pero creo que me gustó aún más que los controles: con el Wii nos podemos bajar de Internet muchas cosas, entre ellas películas y (ta-ta-ta-chan!) juegos viejos. Podemos jugar cualquier juego de NES, Super NES, N64, e incluso otros sistemas que no son de Nintendo. Y los juegos de Game Cube corren perfectamente en él!

Sin embargo, también tiene varios puntachos en contra: De todas las cónsolas es la más aniñada, no solo en los títulos que tiene (lo cual, como dije, no necesariamente es algo malo), sino también en sus capacidades técnicas (y por mucho, aunque aún así es MUY buena).

Mientras el PS3 y el XB360 apostaron a unir jugadores anónimos alrededor del mundo con sus juegos en red, Wii apunta a juegos de varios jugadores, pero en la sala de la misma casa. Wii desea convertirse en un sistema familiar, que una a la gente en lugar de separarla (incluso hay juegos diseñados para padres e hijos juntos, donde el hijo juega y el padre lo ayuda!).

Así pues, la compramos... Y al parecer, tampoco les pareció mal a otros 21 millones de compradores, contra 17 del XB360 y 10 del PS3. El único mes en el que el XB360 vendió más unidades que el Wii fué en Septiembre, con la salida de "Halo 3".

Y no nos arrepentimos. Están invitados a jugar, aunque aún no consigo el juego que nos permita a cuatro manganzones ponernos a matar a goblins a espadazos. Supongo que moriremos con Wii Sports (demasiado enfiebrante!).

Ah! Y traigan sus controles!


La mayoría de los jugadores no requieres personajes que se vean exactamente como actores en una película, y no les importa qué tan realísticamente salpique la sangre; ellos quieren jugar grandes juegos. El Ajedrez no es más o menos divertido en alta definición; es el juego lo que cuenta. -- Forbes (The Future Of Videogames)

Esos juegos de la vieja escuela pueden no tener los mejores gráficos, pero la mecánica del juego es muy buena, y la jugabilidad es mucho mejor que muchos de los nuevos títulos de hoy en día. Esos juegos le permiten a los jugadores aferrarse a su juventud. -- Billy Pidgeon (Arcade Games Make A Comeback)