domingo, 18 de mayo de 2008

Todo lo que sé lo aprendí de Rocky


I

Rocky me enseñó a que un Don Nadie puede hacer realidad sus sueños, si se esfuerza y en verdad los quiere con el corazón. Me enseñó a que lo importante es no rendirse; a que no importa cuántos golpes te dé la vida, lo único que hace la diferencia es ponerle alma al asunto, y seguir adelante. Me enseñó que, en las películas y en la vida misma, debes arriesgarte y perseguir tus sueños, tratar de hacerlo a pesar de que todos te digan que no puedes.

II

Rocky me enseñó a ayudar a quien lo necesita. Me enseñó a que tú puedes hacer la diferencia, y lograr llegar hasta la cima; lo único que necesitas es tu esfuerzo, tu corazón, y algo de suerte. Me enseñó a terminar lo que comienzo, aunque parezca que no va a acabar, o que al final no valdrá la pena. Me enseñó a luchar más fuerte, y a volar más alto. Me enseñó a ser honesto, a mantenerme fiel a la gente y, sobre todo, fiel a mí mismo.

III

Rocky me enseñó a mantener el Ojo del Tigre. Me enseñó a hacer las cosas correctas por las razones correctas; a poner el corazón en lo que hago; a dar lo mejor de mí, porque lo que merece ser hecho merece que se haga bien. Me enseñó a que una derrota es sólo una oportunidad para hacerlo mejor, una invitación del destino a que le demos un giro a la vida, a que nos esforzemos más, pues el premio vale la pena.

IV

Rocky me enseñó a no hacerle trampas a la vida. Me enseñó a perseguir mis metas por el camino correcto, porque aunque sea más lento, y aunque la vida no te alcance para recorrerlo completo, la verdad es que disfrutarás del paisaje, y que termines donde termines, sabrás que valió la pena el recorrido. Me enseñó a no temerle a la muerte, aunque esta nunca llegue cuando debe, sino siempre antes; a que la única forma de morir bien es tratando de vivir tu vida bien.

V

Rocky me enseñó a darle más importancia a la gente que a las cosas, a la diversión y a lo material. Me enseñó a ayudar a quien lo necesite, sólo por ayudar, y no por ganar algo. Me enseñó a ser agradecido con quien nos ayuda, a respetar el valor de la amistad, el honor, el esfuerzo... Me enseñó que el dinero no es lo más importante, y que muchas veces es mal consejero.

VI

Rocky me enseñó que la vida se nos acaba segundo a segundo, y que los tiempos pasados no regresan. Me enseñó que tenemos que aprovechar cada momento, exprimir cada instante de la vida, vivirlo al máximo, y aprovechar las oportunidades, para vivir recordando el pasado con nostalgia y cariño, en lugar de extrañarlo con lamentos y deudas que nunca nos podremos pagar. Me enseñó todas las cosas que sé. O al menos, las que de verdad importan...


Trates no. Hazlo, o no lo hagas. No existe 'tratar'. -- Yoda

Y tú, ¿Qué sueñas cuando no duermes? -- El rincón de fantasía

Tú creas tu propio universo durante el camino. -- Winston Churchill

Sin alguna maldita guerra para pelear, el guerrero podria igual estar muerto, Garañón! -- Apollo Creed (Rocky IV)

Hey, Adrian, lo logré! -- Rocky

4 comentarios:

Joseín Moros dijo...

Interesante blog.
Un saludo.

Capochoblog dijo...

Vaya que Rocky te resulto educativo, eh?
:)))

Muchos Besos.

Me ha gustado mucho este post.

CHJ dijo...

jajajaj

Rocky nunca fue tan educativo y "morajelístico"* hasta que leí este post

* Esta palabra es mia. jajaja


Está nice ;)

Un abrazo.

JoseRD dijo...

Rocky (de la 1 a la 6)!!! mi pelicula favorita, por las mismas enseñanzas :D