jueves, 18 de junio de 2009

Sleepuffs


Normalmente no tengo ideas innovadoras; como científico investigador, me hubiera muerto de hambre... Dame una idea, y te aseguro que te la implementaré; y en el camino tendré muchísimas ideas orientadas a lograr mi meta. Pero no inventaré el nylon, así, de la nada.

Supongo que, sencillamente, a pesar de ser un carajo con gran imaginación, la tengo aplicada en solucionar problemas, no en identificarlos como opciones de negocio. Es por ello que soy un buen sargento, quizás hasta capitán, pero no un comandante.

Es por ello también que moriré pobre...

Sin embargo, una conversación con una amiga fué razón necesaria y causa suficiente como para que se me ocurriera una idea de negocio que puede tener futuro (en serio, no como la de las marchas)...

Hablaba con ella sobre las reuniones en nuestras casas, y surgió el tema de dónde colocar a mucha gente que esté de visita en tu sala. Yo me imaginé que durante las horas de vigilia, mis amigos se ubican sin problema en muebles, cojines y piso, pero que a la hora de dormir todos quieren algo mejor, así que pensé en sleepings.

A ella, al parecer, le preocupaba más dónde colocarlos mientras estaban conscientes, y por ello pensó en una buena solución, cómoda, práctica, bonita y demás: puffs.

Ante las imponentes razones de cada uno, pasó lo que tenía que pasar...

Sleepuffs.

De día, te sientas en ellos! De noche, duermes dentro de ellos, arropado por las bolas de anime...

Para los que tengan dudas del funcionamiento, solo recuerden la escena de El Imperio Contraataca en la que Han Solo mete a Luke en su Taun-Taun. Es el mismo principio... Cuando pueda les pasaré algunos dibujos (Juvi, estás invitada a participar!).

Obviamente, los Sleepuffs -al igual que sus padres- vendrán en una gran variedad de materiales -desde la típica lona hasta la elegante seda, pasando por cosas más raras-, colores -desde los muy brillantes hasta los más sobrios- y acabados -imaginen qué pavos se verían unos Sleepuffs con luces de neón en un ambiente a media luz-.

Incluso tenemos nuestra primera campaña promocional ideada: dado que la primera idea que nos vino fué la del Taun-Taun, pensamos podríamos sacar una versión especial Star Wars de los Sleepuffs. Así, con olor a llama mojada, y en color "Gris Taun-Taun". Este Sleepuffs vendrá con pelo por afuera -pulgas opcionales-...

Alguien quiere hacer algún pedido?


Por qué le dicen "Milanesa de pollo"? Si es milanesa, no debería ser de Milán? Y lo peor es que hay una "Milanesa a la Napolitana"... Eso no es una aberración del concepto? -- Gorka
Ya no voy a poder ver de nuevo normal una milanesa. xP -- Juvi

Una empresa de análisis estima que [Buscaminas] ha causado más daño a la productividad laboral que cualquier otra cosa en el mundo de la computación. -- Iain Thomson (Top 10 industry-changing applications)

En la obra "El jotapegé de Dorian Grey", Oscar Wilde contaría la historia de un joven que se mantiene siempre lozano y sin arrugas, en virtud a un pacto con Adobe Photoshop, mientras que en la carpeta Images de su teléfono una foto de su rostro se pixela sin remedio, paulatinamente, hasta perder definición. -- Orsai (El móvil de Hansel y Gretel)

3 comentarios:

Capochoblog dijo...

Lamento, lamento, lamento... no poder comentar sobre tu innovador sleepuffs, pero es que al leer la cita de Orsai del jotapeje del otro, no puedo pensar con claridad, coñoooo, jajajaajajajajajajajajajja

Besos y mucho éxito en la empresa... que supongo que debiste haber montado antes de contar :P

moni dijo...

De niña me gustaba meter las manos (y cualquier parte del cuerpo que se pudiera) dentro de los puffs que tenia mi mamá en casa, me imagino poder meter todo mi cuerpo ahi y dormir, que maravilloso seria.

Gracias por hacerme perderle el repeto a Dorian Gray.

Yukino M. dijo...

¿Y mi comisión??? ¡Apenas ahora me estoy enterando que tengo un negocio contigo! (espero que tus métodos publicitarios sean un poco mejores, porque de lo contrario, vamos a terminar en la bancarrota... ¡y yo ni enterada!)

:x

P.D. El "jotapegé..." Oh... Diox!