martes, 29 de abril de 2008

Vidas Contadas


Hace algún tiempo leí un libro de Soledad Puértolas llamado "Si al atardecer llegara el mensajero", en el que la gente sabía cuándo le tocaba morir. Cada persona sabía con total detalle la fecha y la hora (no recuerdo si la causa también) de su muerte. Una sociedad así escapa a mi comprensión: dónde estaría la emoción, el riesgo, la esperanza? Cómo sería la vida de una persona que sabe que morirá a los 14 años comparada con la de otra que sabe que lo hará a los 84? Te esforzarías en obtener comodidades y lujos si sabes -más allá de esperanzas y opciones- que sólo te quedan un par de años de vida? Qué harías? Olvidar estudios y trabajo, y dedicarte sencillamente a pasarla mejor? Tratar de cometer más errores?

Imaginen lo que sería una vida así...

Y ahora, respóndeme. Si supieras sin ninguna sombra de duda la fecha de tu muerte, qué harías? Si es en muchos años, no creo que cambiaras muchas cosas, pero y si fuera en poco tiempo? Un año? Seis meses? Un mes...? Cómo gastarías -invertirías?- tu último mes?

No sé por qué, pero creo que todas las personas entrarían en uno de dos grupos: los que se portarían mejor, y los que se portarían peor. Dudo que si te dijeran la fecha de tu muerte, te comportaras exactamente como ahora.

Imagino que la mitad de los seres humanos harían como las viejitas que uno ve en la iglesia cada Domingo, rezando cual santas (claro, ahora que están viejas y solas!). Imagino que esas personas tratarían de lograr que los recuerdos que dejaran fueran los mejores posibles, y que sus acciones fueran las más correctas.

Y creo que la otra mitad sería todo lo contrario: tratarían de vivir en ese mes todo lo que no vivieron en su vida, y aprovecharían para viajar, conocer, hacer, sentir, cumplir sus deseos...

A qué grupo perteneces tú?

* * *

No veo razón para detenernos aquí. Si me creyeron la existencia de un mundo en el que todos conocen la fecha de su muerte, imaginen conocer la fecha de todo lo demás?

Desde el momento de tu nacimiento sabrás cuándo te graduarás, cuándo conseguirás novia, cuándo te casarás, cuándo cambiarás de trabajo, pareja o carro, cuándo nacerán tus hijos, cuándo te mudarás de país...

En verdad viviríamos algo, sabiendo todo eso? O sólo aumentarían nuestras preocupaciones, por saber demasiado?

En los Juegos de Rol épicos, normalmente consideran que los humanos son la raza más poderosa porque tienen una esperanza de vida muy corta. A los elfos, por ejemplo, al ser inmortales, no les duele nada dedicarle cien años a aprender a pelear con una espada, o a sembrar papas. Pero los humanos no tienen tanto tiempo, por lo que se esfuerzan y trabajan para lograr muchísimas cosas en su corta vida.

Nos esforzaríamos así si supiéramos a priori que nuestro intento estará coronado por el éxito o destinado al fracaso, sin posibilidad de modificación? Que no importa lo que hiciéramos, estudiáramos o no, nos graduaríamos en la fecha que ya conocemos?

No nos haría ese conocimiento esclavos del futuro? No sería verdad que haríamos, nos esforzaríamos por las cosas por la fecha en las que las conseguiríamos, y no al revés?

* * *

Y ahora, un paso más...

Vivirás únicamente un cierto tiempo, y lo sabes. Tratarás de llenar dicho tiempo de la mejor forma posible. Pero y si no supieras únicamente fechas, sino también conocieras los contadores finales de todo en tu vida?

Anotarás X goles en total en toda tu vida. Cuando te queden pocos, seleccionarás mejor los partidos de fútbol en los que participarás?

Sólo terminarás X juegos de video. Afinarás la lista para asegurarte de que sean los mejores de toda la historia? No te quedarías esperando a que salieran los nuevos, que seguramente serían mejores? Cómo decidirías?

Amarás X veces, y luego no conseguirás más nunca el amor. Imagina que desde pequeño sabes que amarás 3 veces en toda tu vida: las primeras dos relaciones las destruirás, porque sabes que ha de llegar otra más; pero pelearás por la última más de lo que quizás merezca, pues sabrás que nada habrá luego de ella.

Sólo podras eyacular X veces, sólo se te parará el pene X veces antes de que ya no se te pare más, sólo harás el amor X veces antes de morir. Cómo decidirás ahora en qué mujer entrarás, o qué hombre permitirás que te posea?

Para aquellos que creen en el destino y en conciencias superiores, se podría llegar a creer en que esos números en verdad existen y están fijos desde el principio. Aún siendo así, todo está bien porque no los conocemos. Enterarnos de ellos significa esclavizarnos a las cosas que aún no han pasado y tener que recorrer nuestra vida basados en el ritmo marcado por otro (algo así como lo que debe haber sentido el director de Episodio III, asumo).

Y sin embargo, aún así, no puedo evitar desear saber más del futuro. Quizás así no me equivocaría tanto. O me equivocaría a propósito, mejor dicho...


Sabemos con sombría certeza que esto es todo lo geniales que podremos llegar a ser. -- Ectomo (Warhammer Goes Like This)

Los chicos me frustran. Odio todos sus mensajes indirectos, odio jugar juegos. Te gusto o no? Sólo dímelo para que pueda llegar a tí. -- Kirsten Dunst

Yo no hago trampas. Solo juego con mis propias reglas! -- David, Playhouse Disney

Hoy que te reencontré después de tantos años, me gustaría jugar, sólo por la nostalgia, una vez más, ahora yo SI SÉ a qué quiero jugar. -- Sueños y Aventuras (Piedra, papel, tijera... perdi????)