sábado, 23 de febrero de 2008

Imagina


Imagina una sonrisa en la cara de la persona que se cruza contigo al caminar por la calle. Imagina la luz en sus ojos. Imagina su boca curvándose. Imagínala riéndose hasta que le duela la barriga, hasta que se caiga al piso, hasta que las lágrimas cubran su rostro.

Imagina el dolor en el corazón de esa persona. Imagina su cara surcada de arrugas de tristeza, llena de huellas de la vida. Imagina otra vez las lágrimas surcando su cara, pero esta vez siendo lágrimas de sal.

Imagina los sueños de esa persona, las metas que pensó lograr y que ahora sabe que no son para él. Imagina si lo que más quiere es escalar el Pico Bolívar, el Teide o el Everest; o escribir un libro; o ser padre. Imagina si solo sueña con perder algo de peso, operarse los senos, cerrar esa puerta o tomar las riendas de su vida.

Imagina la historia de esa persona. Imagina los recuerdos que atesora, inexistentes en ningún otro lugar de la creación, y que se apagarán junto a ella. Imagina las cosas por las que ha pasado en su vida, buenas y malas, pero que la han llevado a compartir tu lugar en ese preciso momento. Imagina su vida, su realidad, el lugar del que viene, y el sitio al que se dirige, y al cual quizás llegará. Imagina si la vida se encapricha para que sus destinos se unan.

Imagina a su gente, a su familia. Tendrá hijos? Padres? Pareja? Será feliz con ellos, o deseará que mueran pronto? Imagina a sus amigos, y lo que hace con ellos: bailar toda la noche, jugar dominó, ir de cervezas? Imagina a su pareja, a sus relaciones: serán plenas? Hará el amor con su secretaria?

Imagina el placer, el deseo, en la persona que va acercándose a tí, en ese extraño, en esa desconocida. Imagina sus ojos cerrados por la sobrecarga emocional, por el sentir. Imagina su boca entreabriéndose por los jadeos. Imagina sus senos moviéndose al compás de tu cuerpo, o su pelvis guiándolo hasta dentro de tí.

Imagina...

Imagino que la próxima vez que camines por la calle de siempre, a lo mejor te acordarás de mí, y mirarás con algo más de atención a esa persona que se está cruzando contigo. A lo mejor te darás cuenta de que es una persona de verdad. A lo mejor te imaginarás a esa persona desnuda y besándote, comiéndote, poseyéndote. A lo mejor en tu imaginación logras conocer, al menos por un pequeño momento, a esa persona.

O a lo mejor no me recuerdas, no la ves, y nada cambió. Pero al menos imagino que traté...


Imagine there's no Heaven
It's easy if you try
No hell below us
Above us only sky
Imagine all the people
Living for today
...
You may say I'm a dreamer,
but I'm not the only one,
I hope some day you'll join us,
And the world will live as one.
-- John Lennon (Imagine)

Nunca imaginé mi boca sin tus besos.
Nunca imaginé dormirme sin tu cuerpo.
Nunca imaginé perder tu corazón.
Nunca imaginé ser solo tu recuerdo.
Nunca imaginé llorar por tu desprecio.
Nunca imaginé mi vida sin tu amor.
-- Aroma (Nunca imaginé)

Imagínate
que somos nosotros,
tú y yo para siempre,
que no eres de otro.
-- Silvio Rodríguez (Imagínate)

3 comentarios:

Oscuridad dijo...

Para los que quieran la traducción de Imagine, de John Lennon:

Imagina que no hay Paraiso, /
es fácil si lo intentas; /
Que no hay Infierno bajo nosotros, /
sobre nosotros solo cielo. /
Imagina a toda la gente /
viviendo por el hoy. /
... /
Puedes decir que soy un soñador, /
pero no soy el único, /
espero que algún día te unas a nosotros, /
y el mundo viva como uno.

Lycette Scott dijo...

Gracias por compartir esos retazos de canciones con nosotros

Carlos dijo...

Es gratificante el que te recuerden que aun se puede imaginar, a veces la gente olvida y si se acuerdan tienden a portar una espada de doble filo. En mi, imaginar ocupa gran parte...a veces demasiado.

Saludos