jueves, 4 de septiembre de 2008

Días de inexistente Pasado


Sé cuál es tu color favorito... Pero no sé qué posición ocupo en tu vida. Esa es nuestra historia. Siempre cerca... Siempre lejos...

Es increíble como, a pesar del tiempo que ha pasado, y a pesar de nunca haber estado, aún sigues estando como si fuera el primer día. Aún me emociono al saber de tí, como un niño. Aún me sigues llenando de inseguridades, y haces que mis piernas tiemblen y la lengua se me trabe.

Sigues siendo la primera. Sigues siendo la que me falta.

Creo que fué contigo que se comenzó a forjar mi carácter enamoradizo. Porque me enamoro fácilmente de una chica que surge de las sombras: me enamoro de su mirada alegre, de su voz arrulladora, de sus labios besables, de su cuerpo que alienta a perderse en él.

Con muchas he imaginado toda una historia, que se convierte en leyenda al golpearme la realidad de que nunca más la veré. Sin embargo, tú sigues siendo, tú sigues estando, a pesar de no estar... Sigues surgiendo en mi vida en momentos insospechados, y nunca con menos fuerza: al contrario, cada vez con más energía, cada vez con más deseos.

Placer? Deseo? Nostalgia? Amor? Qué eres para mí?

Qué soy para tí?

Sabes? Te respeto mucho, quizás porque te quiero, y es por eso que he elegido mantenerme un poco alejado de tu vida. A pesar de conocerte tanto, a pesar de tantas cosas que he visto y sentido junto a tí, realmente no estoy seguro de qué es lo que sientes, de qué es lo que deseas, y no quiero dañarte.

Y constantemente me pregunto si he de esperar a que el destino me brinde alguna oportunidad, o si he de ir a buscarla.

Debo ir detrás tuyo?

- Por favor?
- No.
- Doble por favor?
- No.
- Triple por favor con sirop de chocolate?
- Bueeeno...


Poco a poco he cambiado, y poco o nada queda de aquél a quien la gente conoce. Poco a poco el niño de aquellos años de colegio ha cambiado -aunque no sé si para mejor-, ha madurado, ha aprendido a ser menos impulsivo -aunque más atrevido-, y ha perdido escrúpulos. Y es que he ido descubriendo que la vida es algo terriblemente importante que no se debe malgastar ni vivir a medias.

Hemos cambiado con el inclemente paso de los años, tanto física como mental y espiritualmente. Y a cada nueva muestra de edad, a cada arruga, a cada cana, deberíamos preguntarle día a día al verlas en el espejo si son cicatrices de momentos vividos o sólo rastros causados por la arena del tiempo malgastado.

Dicen que crecer es darte cuenta de lo que dejas atrás, de lo que no volverá. Si es así, no me has dejado crecer, por la sencilla razón de que no acepto dejarte atrás, de que no acepto que no volverás, que nuestra oportunidad pasó.

(Que feo es que cuando tus labios tengan frío, consigas a esa persona calentando los de alguien más...).

Mi mayor problema contigo es que no quiero pasar la página. Al contrario: quiero meterme de cabeza en el libro. Imagínate! Porque yo nunca saco a bailar. Y sin embargo, yo que no bailo, yo que nunca saco a bailar, te he sacado a bailar y he bailado contigo, solo para tenerte cerca.

Equivocarme ya no me importa. Pasar pena, tampoco. Pero dañarte, definitivamente, nunca entrará en mis planes.

Una vez -o fueron varias?- te hablé. Me abrí a tí, y me sinceré. Sin embargo, tú aún no lo has hecho. Y ya sabes cómo somos los hombres de torpes: a menos que me agarres del cuello, señales lo que quieras, y me lo deletrees, no me daré cuenta de ello, o al menos no estaré seguro de que en verdad exista.

Podremos hablarnos sin miedo a herirnos?

Quieres vivir algo de este presente conmigo?

Quizás la canción dice la verdad. Quizás, diga lo que te diga, o me digas tú a mí lo que quiera que me digas, no será suficiente. Quizás, hagamos lo que hagamos, siempre tendremos pendientes entre nosotros. Quizás la herida aún no haya sanado.

En lo que sí estoy seguro que dice la verdad es que puedes tomar de mí lo que desees. Hazme sentir que vale la pena vivir.

Quiero ese momento contigo...

Quiero verte, y dejar que el día nos arrastre a su final. Quiero recorrer la noche junto a tí buscando una puerta tras la cual precipitarme junto a tí al final de nuestra historia; a ese final que no será realmente un final, porque termine como termine, siempre será un nuevo comienzo...

Quiero besarte, conocerte, amarte, compartirme contigo. Quiero verte desnuda, respirar tu respiración agitada, sentir tus jadeos y beber del sudor en tus senos. Quiero caer contigo, alcanzar junto a tí ese instante en el que casi morimos. Quiero disfrutar del momento al terminar, cuando los ojos brillan, y existe esa conexión especial e indefinible... Cuando, aparte de los cuerpos, las almas descansan abrazadas.

No tengo ni la más mínima idea de por qué a la gente le encanta decir que siente cosas que no siente... No te mentiré, ni me engañaré: te extraño, eso seguro; te deseo, de eso no hay duda; quizás te amo, o quizás sólo eres un recuerdo que no nació...

Mis palabras con seguridad se quedarán cortas al escribirte, pero es lo único que puedo hacer: escribirte, y esperar que comprendas mis sentimientos; escribirte, y desear que esos recuerdos que no sé si fueron existan en tí también.

Que no me falte la palabra para decirte lo que pienso...

Sin saberlo, quizás, tú has sido más de una vez mi musa... Cada vez que te veo me sigo sorprendiendo de la forma en la que una palabra tuya me hiere y me sana. Y me lleno de rabia conmigo, que siempre estoy en control, por perderlo de esta forma frente a tí, siempre.

Porque desde hace mucho tiempo he soñado mucho contigo. Y ya no quiero gastar tiempo. Ahora quiero vivir momentos... No quiero creer un día que siempre estarás aquí y al otro tener que olvidar que existes, tener que aceptar que me lo hagas olvidar.

Sigo soñando contigo, sigo ansioso por tí, adicto a tí. Sigo creando pensando en tí, sigo cediendo, sigo esperando vivir aventuras junto a tí...

Aún sigo imaginándote... Una vez se cumplió. Por qué no de nuevo?

- Nos vamos a otro sitio?
- Sí.
- Así, sin pensarlo dos veces?
- Lo he pensado dos veces durante demasiado tiempo...


Aún lo hago...


Porque ahora somos adultos, y es nuestro turno para decidir qué significa cada cosa... -- xkcd

La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin. -- Benjamin Disraeli

Si amas a alguien, habla. Los corazones se pueden romper por palabras que nunca fueron dichas. -- Garoto (Serenata de Amor)

Tienes todo lo que debería sobrarte y te falta todo lo que no necesito. -- Pop&Crazy Boy (Tú, mi final Feliz)

El matrimonio se considera un éxito si logras no terminarlo. -- Encantada

El doctor siempre le receta a nuestra vida un amante. -- Alguna profesora...

8 comentarios:

Monica dijo...

Tanto amor

Anónimo dijo...

mucho escribes oscuridad, pero no te encuentro,donde estas?,donde puedo encontrarte?...miss U- sumurruz

Yukino M. dijo...

Cuentan los de las batas blancas que eso que llamamos "amor" son un montón de químicos que se sueltan principalmente en el cerebro, producto de un estímulo particularmente reproductivo y de cuido de la especie; pero lo especial de estos químicos es que producen el exacto comportamiento de un "Obsesivo - Compulsivo"... y mientras más se esté alejado de aquello que produce la obsesión, más aumenta ésta y permanece fuerte en el tiempo... y visceversa.

También hay otros que cuentan que los amores pasionales son llamas ardorosas encendidas en pólvora, "y cuidado y te quemas" dicen unos tantos... mas encontrar el calor de las tibias brasas es una tarea ardua, la más de las hermosas, pero la menos de las logradas, "y cuidado y se te apaga" comentan otros tantos.

Besos

Éxito

Y otro tanto de suerte

Capochoblog dijo...

Estos posts tuyos son arrebatadores.

Besos.

Esther dijo...

Disfruté mucho leyéndote.

Una vez leí en un blog algo que se me quedó grabado: "Dejarte ir es la mayor prueba de amor". Es un bonito y generoso pensamiento y sin duda una gran prueba. Cuesta siempre tanto desprenderse de alguien a quien quieres... ...el amor, todo, a veces es más complicado de lo que parece o, más que ser, nosotros lo hacemos complicado. A veces nos ocurre que nos cuesta muchísimo decir a alguien que le queremos o pasa cualquier tontería y todo se va al garete... :( Y es tan triste... ...falta de diálogo, conversaciones que nunca nos atrevemos a tener...

Lo de crecer... ...yo, ahora que soy mayor, echo de menos ciertas cosas. No me gusta crecer pero, en fin...

Alguien dijo que todo era cambio y así es... ...incluso nosotros mismos cambiamos y no nos damos cuenta. Y es extraño mirarse a veces al espejo y verse diferente y a la vez saberse el mismo.

Saludines.

Anónimo dijo...

He vivido y no sé si he aprendido de eso que llaman amor, pero creo que no sólo es necesario amar sino enamorarte.

Creo que me ha faltado enamorarme...

Una noche dijo...

Me pregunto si una noche juntos les bastaría para una vida separados.
Si es así... Les deseo una noche.

Anónimo dijo...

Me he quedado sin palabras! Mejor te doy una canción........